Política

Sin código, sin vergüenza, sin dignidad

¡Vamos por el cambio!… y hasta por las chirolas… porque la plata grande ya está en Panamá y Suiza…
El gobierno de Cambiemos no se detiene ante nada, ni siquiera ante el escándalo público e internacional. El tema de la auto condonación de deuda por el asunto del Correo, como algunos tarifazos, los quiere posponer para después de las elecciones y encima lo dicen como si fuera lo más natural del mundo.
En boca del ex- presidente de gobierno español Felipe González pusieron expresiones sobre CFK que él mismo salió a desmentirlas públicamente a las pocas horas, aunque tratándose de los personajes que intervinieron en la opereta nada nos debe extrañar. Marcelo Bonelli, un periodista gorila y mercenario; Mauricio Macri, un mentiroso serial y Felipe González, un socialista convertido al gorilismo.
Al “Indio Solari”, por haberse manifestado en más de una oportunidad a favor del gobierno nacional y popular del Kirchnerismo, quisieron “matarlo” con la supuesta “tragedia” de su recital en Olavarría, cuando en realidad las dos muertes se produjeron -según la autopsia- por una ingesta explosiva de alcohol y drogas y de ninguna manera por aplastamiento u otros traumatismos externos o internos.
En la provincia, la gobernadora Vidal ya se olvidó de La Emilia, de los siete muertos en la Comisaría Primera de Pergamino y ahora pretende quitarle la personería gremial a las representaciones docentes más combativas.
Por si ello fuera poco califica a Baradel de kirchnerista, como si fuese un pecado, cuando en realidad el dirigente de SUTEBA en 2014 le hizo 17 días de paro al gobierno kirchnerista de Daniel Scioli. Además, si hoy Baradel es kirchnerista, seguramente se debe a las barbaridades que ha hecho Cambiemos en sólo 15 meses de gobierno.
En el marco del mismo conflicto gremial, la titular del Ejecutivo bonaerense ofreció un plus de $1.000.- a los docentes rompe huelga, lo cual va en contra de toda la normativa vigente en materia, incluido los acuerdos 87 y 98 de la Organización Internacional del Trabajo (O.I.T).
Pero esto es parte del cambio que votó el 51% en aquella segunda vuelta de noviembre de 2015, lo que para muchos le da legitimidad a este gobierno y en lo que particularmente disentimos, por considerar que de ninguna manera se debe aceptar el engaño y la mentira como una herramienta electoral válida del sistema democrático, y Macri ganó en base a mentiras, basta recordar sus promesas sobre el impuesto a las ganancias, el millón de viviendas, sueldos docentes, jubilados, derechos adquiridos, creación de empleo, futbol para todos, etc. etc. etc.
En realidad como argentino no podemos dejar de sentir vergüenza por la ínfima estatura política del presidente que tenemos, culpa de todos sus males a la ex-presidenta porque sabe que en la comparación, él no le llega a los tobillos a CFK, pretende engañar al pueblo con supuestos dichos de la canciller británica, de Felipe González, que son inmediatamente desmentidos por los aludidos y sigue queriendo engañar al pueblo cuando dice que la jubilación mínima está en 9 mil y pico… Queremos creer que es una mentira más, porque si en realidad es ignorancia, los argentinos estaríamos en serio peligro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *