Institucionales

El Municipio acciona legalmente contra la Cámara de Comercio

Tras la rescisión del convenio de recaudación que hasta la semana anterior le permitía a la Cámara de Comercio e Industria de Salto, cobrar en sus oficinas, entre otros servicios, las diferentes Tasas Municipales, el Departamento Ejecutivo que conduce el Dr. Ricardo Alessandro resolvió ahora iniciarle acciones legales a la entidad de calle San Pablo.
La rescisión decidida y ejecutada por el gobierno Municipal hace apenas diez días, tuvo su origen en lo que sería una retención indebida de fondos en la que habría incurrido la Cámara al no haberle transferido a la Comuna los importes de lo percibido por su cuenta y orden, entre los días 12 de abril y 10 de junio del corriente año.
El monto retenido por la cámara, según el informe dado a conocer desde la Municipalidad, asciende a $775.935.-, razón por la que el pasado jueves el Dpto. Ejecutivo intimó a la Cámara mediante Carta Documento, para que en el término de 48 horas le deposite en su cuenta bancaria la cifra adeudada.
Es cierto que la Cámara efectuó la rendición sobre el período en cuestión, pero sólo en números y documentos, no con dinero.
También es cierto que la cifra asciende a la cantidad antes mencionada.
Pero lo que más llama la atención es que, aún en uso de licencia por cargo político, el presidente de la Cámara de Comercio sigue siendo el ahora concejal por UNA (Frente Renovador), Andrés Cardinale, el mismo que en fecha reciente, con bombos y platillos, anunció el proyecto de ordenanza ingresado desde su espacio político, para garantizar la honestidad y la transparencia en el manejo de los fondos de la obra pública.
En realidad parece una broma que ahora sea justamente la Cámara de Comercio la que ha retenido indebidamente fondos que pertenecen al Municipio.
Precisamente hoy vence el plazo para que la Entidad de calle San Pablo reintegre el dinero. En el caso de no dar cumplimiento a ello el Municipio podrá seguir adelante con la acción judicial o buscar un acuerdo vía negociación, lo que sí es seguro, es que la Comuna necesita urgente hacerse de los montos recuadados ya que su situación financiera está muy lejos de ser óptima, dado el recorte presupuestario al que fue sometido por la oposición en oportunidad de sancionarse las Ordenanzas Fiscal e Impositiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *