Política

MACRI LO HIZO Estamos en el mundo, de la peor manera

La ruta del dinero Mau
Las sociedades offshore que le descubrieron al Presidente Macri en guaridas fiscales significaron un verdadero papelón internacional de la República Argentina.
Más allá del bla bla del Jefe de Estado pretendiendo justificar lo injustificable, “que no era accionista, que sólo era director, que no percibía remuneración alguna, etc.”, lo cierto es que nadie que no esté evadiendo impuestos o lavando dinero, va a constituir una sociedad en Panamá para operar “Pago Fácil” en Brasil, resulta totalmente absurdo.
Si bien de aquí en más le resultará muy difícil al presidente Macri limpiar su nombre en el mundo, al menos quiere disimular el impacto en el consumo interno y para ello no fue suficiente la mano que le podían dar –y de hecho le dieron y le están dando– los medios hegemónicos, sino que también acudió a sus amigos y, cómplices del “partido judicial”. Había que distraer la atención de la gente y a ellos se abocaron personajes nefastos como Bonadio, Marijuan y otros de similar calaña. Detener a Jaime primero y luego a Baez y su contador en un circense procedimiento, fueron parte de esta maniobra tendiente a desviar la atención de la opinión pública. Y no es que los mencionados no hayan acumulado méritos suficientes para ser detenidos, pero había que hacerlo ya y con la mayor espectacularidad posible para que sean estos hechos y no las sociedades offshore del presidente, los que concentrarán la atención de la gente. Finalmente esto se logró, aunque sólo parcialmente, con el último y más rastrero recurso que le quedaba al gobierno de Cambiemos, hacer que sus cipayos de la justicia involucren en alguna causa penal económica nada más y nada menos que a la ex-presidenta Cristina Fernández de Kirchner.
Macri necesita a Cristina detenida para que a nadie se le cruce por la cabeza la loca idea de impulsar un juicio político en su contra. Pero está jugando con fuego, si al juez de la “servilleta de Corach” se le ocurriese satisfacer al presidente, seguramente provocará un estallido social de imprevisibles consecuencias y, aunque no les importe, deberían tener en cuenta que los tiempos no son los mimos de aquellos de los años 70, cuando las víctimas fueron todas de un solo bando. Es de esperar que este grupo cuasi-mafioso no termine incendiando al país.
Ley de Medios
Entre gallos y medianoche, la semana pasada la Cámara de Diputados de la Nación convalidó aquel DNU del presidente Macri que prácticamente desarticuló la Ley de Servicios Audiovisuales y su autoridad de aplicación.
Sin voto nominal, sólo a mano alzada, los diputados de Cambiemos y sus aliados, como el bloque massista y el minúsculo sector del P.J. liderado por Diego Bossio, cumplieron a rajatabla la orden del Grupo Clarín y le pusieron punto final a cualquier intento de democratizar la información.
Alguna vez, Bossio y sus compañeros de bancada, seguramente deberán rendir cuentas ante el pueblo que los votó para defender un proyecto y no para ser funcionales a la derecha neoliberal.
Jubilados y medicamentos
El último tema al que haremos referencia hoy en este espacio que identificamos como “Macri lo hizo”, es la quita del descuento del 100% para al menos 150 medicamentos de uso habitual en la franja de jubilados y pensionados.
El argumento utilizado para justificar la quita de entre el 20% y 50% en el descuento de estos medicamentos, entre los cuales se encuentra la Amoxicilina, es que los mismos además de obsoletos son reemplazables.
Sería bueno que tal decisión esté en manos del médico de cabecera, y no en un funcionario de turno que se cree dueño de la vida, la salud y el bolsillo de los jubilados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *