Política

MACRI LO HIZO: Mientras Bonadio procesa a CFK, en el país crece vertiginosamente la desocupación, la pobreza y la inflación

La cadena nacional desinformativa de nuestro país, siempre encuentra, o los genera, hechos con los cuales ocupar sus primera plana y de esta manera evitar la cuestión de los “Panama Papers”.
Y la semana que pasó, el tema casi exclusivo y excluyente fue el procesamiento de la presidenta con mandato cumplido Cristina Fernández de Kirchner, ordenado por el juez Bonadio en la causa de dólar futuro.
Todos los entendidos en materia judicial se pronunciaron de manera inánime en que la medida de Bonadio carece absolutamente de sustento jurídico y algunos van más allá, afirmando que si el juez tuviese que imputar a alguien, debería hacerlo con los funcionarios de Macri y sus empresarios amigos, que fueron los que realmente se beneficiaron y ganaron fortuna con el dólar futuro y la devaluación que hizo el actual gobierno.
Pero a Bonadio, ese pelele que ingresó a la justicia por el patio trasero de la mano de aquel superministro Carlos Corach, en realidad nada le importa de culpas ni de culpable, a él sólo le interesa doblegar a quienes en algún momento se mostraron proclives a avanzar sobre los privilegios de la corporación judicial y para ello, por todo lo que significa, nada más apropiado que procesar y de ser posible meter presa, a Cristina Fernández de Kirchner o al menos inhabilitarla para ejercer cargo públicos.
Aparentemente este payaso metido a Juez federal no sabe o no quiere saber, cuales serían las consecuencias de privar de su libertad a CFK. No es una frase vacía de contenido, aquella que expresan los chicos de la Cámpora cuando manifiestan “Che gorila no te lo decimos más, si la tocan a Cristina que quilombo se va a armar”, y tienen razón, porque además ellos no estarán solos si este momento llega por obra y gracia del gobierno macrista y sus cómplices del partido judicial. El final de la historia, sería en tal caso completamente imprevisible.
Y en este afán del neoliberalismo por destruir todo lo que tenga que ver con el pueblo, con lo popular, no les bastó con la brutal transferencia de recursos que a través de sus medidas el gobierno realizó desde la clase trabajadora hacia los centros de poder económico, también se avanzó contra el empleo, contra la educación pública, contra las políticas sociales y ahora se va por todas las universidades creadas durante la última década. La movilización de sectores de la educación la semana pasada, sino fue la más numerosa en la historia del país, fue sin duda la más grande en muchísimos años, pero para la cadena nacional desinformativa no existió, como tampoco existe el tema de las empresas offshore que no son otra cosa que una demostración de la enorme corrupción en la que está envuelto el presidente Macri, sus funcionarios y sus empresarios amigos, esos mismos con los que firmó un acuerdo que al día siguiente ya lo incumplieron, que despiden gente, que evaden impuestos, que lavan dinero en las guaridas fiscales, como alguno que visitará Salto esta semana, esos empresarios como los pertenecientes a la multinacional Mc Donald que Macri, con los dineros del Estado (del Pueblo) subsidia para que incorpore 5 mil jóvenes, sin importarle que ese vínculo sea provisorio y por un monto inferior al mínimo, vital y móvil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *