Política

El caso Milagro Sala y la doble vara de Macri

La líder de la Tupac Amaru ahora detenida
La líder de la Tupac Amaru ahora detenida

Seguramente no somos pocos los que guardamos en la memoria aquel episodio ocurrido durante la reciente Cumbre del Mercosur, cuando Mauricio Macri acusó al gobierno venezolano de tener presos políticos, en alusión a Leopoldo López, e incluso llegó a sugerir una sanción para el país conducido por Nicolás Maduro.
Fue entonces cuando la canciller Bolivariana, Delcy Rodríguez, para vergüenza de los argentinos vapuleó al presidente Macri con una andanada de argumentaciones a las que el jefe de Estado argentino no pudo ni supo responder con otra cosa que no sea el rubor de sus mejillas. Y aunque también Dilma Rousseff cruzó a Macri por el mismo motivo, los medios corporativos de nuestro país le dieron poca difusión al suceso y en consecuencia, muchos de nosotros, no tuvimos otra opción que sentir un poco de vergüenza por la chatura política de este presidente, más aún cuando lo comparamos con su antecesora, esa brillante estadista y fenomenal oradora que fue y es CFK.
Pero ahora, la detención de Milagro Sala en Jujuy, pone de manifiesto, una vez más, las contradicciones de este títere de las corporaciones que definió el atropello contra la líder de la Tupac Amaru como un avance de la justicia jujeña.
Futbol: ¿Para todos?
La reciente decisión de AFA y el gobierno nacional de adjudicarles sólo a Canal 13 y TeLeFe la transmisión de los partidos de los llamados equipos grandes: Boca, River, Independiente, San Lorenzo y Racing, es una forma más, de las tantas que ya ejecutó el títere para favorecer a su titiritero.
Darle el ranking a Clarín también en materia de fútbol (no es lo mismo televisar Boca que Godoy Cruz), conlleva a cederle al mismo tiempo la porción mayor de la torta publicitaria que, como todos sabemos, guarda una relación directamente proporcional a los niveles de audiencia.
Por otra parte, el darle los partidos más relevantes a dos canales que no están en la TDA, significa lisa y llanamente que los cientos de miles de familias de todo el país que sólo cuentan con el sistema de televisión digital abierta y gratuita que en su momento implementó el gobierno nacional y popular de Cristina Fernández de Kirchner, para ver esos encuentros de fútbol no les quedará más remedio que retornar a prácticas que creíamos superadas definitivamente, como el ir a pararse frente a las vidrieras de algún comercio de electrodomésticos, o concurrir a la confitería siempre y cuando se esté en condiciones de hacerlo.
Maniobras de distracción:
En el fondo estamos convencidos que lo de Milagro Sala, lo del fútbol y hasta la payasada de cambiarle la cerradura al despacho de Máximo Kirchner en la Cámara de Diputados de la Nación, no son más que maniobras de distracción para que la complicidad mediática se ocupe de estos temas y pasen desapercibidas otras cuestiones como los despidos masivos, el constante aumento de la carne, la vuelta del FMI a controlar los números de este país, un país que hasta no hace mucho lo sentimos como nuestro y que hoy ya no sabemos a quien pertenece, si a los fondos buitre, al FMI, a la banca internacional o a los gorilas de adentro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *