Política

elecciones 2015 Más apostillas de los comicios en Salto

“Los hermanos sean unidos …”
Así comienza uno de los versos de la monumental obra literaria gauchesca de José Hernández, el “Martín Fierro”.
Y al parecer esta sextina es seguida al pie de la letra por dos de los que fueron candidatos a intendente de Salto en los comicios del pasado 25 de octubre. Nos referimos a Carlos Pérez, de “Cambiemos” quien ubicó en el 2do. lugar de su lista de concejales a su hermano Jorge Horacio, quien accederá a la banca ya que el espacio macrista alcanzó el número de votos suficientes para ingresar a los dos primeros de esa nómina.
Idéntica situación se presenta en el espacio massista que para el nivel local encabezó Daniel Spadone. El candidato a intendente puso, también en el 2do. lugar de su lista de concejales, a su hermana Vanesa y, como en el caso anterior, se adjudicó dos bancas en el Deliberativo Municipal por lo que Vanesa Spadone es ya concejal electa, como en “Cambiemos” lo es Jorge Horacio Pérez.
No está mal eso de proteger a la familia, más teniendo en cuenta que un concejal sin antigüedad percibe alrededor de $16.000.- mensuales en concepto de dieta, lo que sí, después no hay que quejarse cuando algún funcionario nombre a un pariente.
Contrapeso
Siempre en el nivel municipal, los dos espacios políticos que más crecieron, en relación al número de votos obtenidos en las PASO, fueron Progresistas de Nider y UNA de Spadone. Casi 1.500 votos más el primero y 1.300 el segundo, fue la diferencia en favor alcanzada en la general del 25 de octubre por estas fuerzas que se vieron beneficiadas por el internismo en otros espacios.
Incluso no son pocos los que aseguran que Rodrigo Nider podría haber sumado muchos más votos si hubiese mostrado un poco más a Dimarco y menos a Burgos. De todas maneras en esos mismos círculos se especula con la posibilidad de que el ex-intendente Burgos, que además también fue concejal, en un acto de grandeza termine renunciando a la banca obtenida ahora por Progresista para que ese lugar lo ocupe Guillermo Dimarco, aunque seguramente se argumentará lo del respeto a la voluntad popular, etc., etc. para terminar aferrándose a una banca que entre otras cosas también representa un aceptable ingreso mensual con mínimo esfuerzo.
Más allá de estas especulaciones, es difícil saber si realmente Burgos fue un contrapeso para Nider o por lo contrario, los casi 3.400 votos logrados por Progresistas marcan el techo de quien en esta oportunidad fue cabeza de lista.
Conformación del Concejo
A partir de la asunción de los concejales electos, el Deliberativo Municipal pasaría a tener dos nuevos bloques políticos. Por un lado estará “Progresista” con un bloque unipersonal cuya banca sería ocupada por el ex-intendente Burgos y el otro nuevo bloque será el de UNA, con Andrés Cardinale y Vanesa Spadone, quienes mantendrían la sigla y con ella la división con el bloque del Frente Renovador que, sin Noelia Pavón, quedará representado por los ediles Mariam Caporossi y Mariano Bracho.
El bloque de CAS-PRO, que suponemos pasará a ser “Cambiemos”, mantiene los cuatro ediles electos en 2013: Carlos Pérez, Marcelo Colli, Paola Nuñez y Daniel Arimay, a los que ahora se sumarán: Miriam Antenucci (reelecta) y Jorge H. Pérez.
Finalmente el oficialista FpV quedará con cinco bancas, las de Pablo Russo y Hugo Malandra, electos en 2013 y las obtenidas el pasado 25 de octubre con Ariel M. Mendoza, Silvia Costantini y Alejandro “Pichi” Santana.
Los Ediles cuyo mandato finaliza este 10 de diciembre son: Noelia Pavón (FR); por el FpV: Alberto Pérez (reemplazado por Pedro Pérez), Gustavo Zanotti, Griselda Mestrallet (Reemplazada por Margarita Fretes), Horacio González y Sara Estefanía Córdoba; por el Frente Popular finaliza también su mandato Miriam Antenucci, pero continua en su banca ya que ahora fue electa por “Cambiemos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *