Bolivia: Pese a la contundencia del triunfo de partido de Evo Morales, Almagro todavía no renuncia

El escrutinio oficial de las elecciones presidenciales realizadas el pasado domingo en Bolivia, confirmó un aplastante triunfo del binomio del MAS, integrado por Luis Arce como candidato a presidente y David Choquehuanca como vice.
Escrutadas el 100 por ciento de las actas, el partido del exmandatario Evo Morales alcanzó el 55,10 por ciento de los votos válidos emitidos.
Hace un año, cuando el mismo espacio político lograba algo más del 47 % y con ello la reelección de Evo Morales, los impresentables de la derecha boliviana apoyados por el Secretario General de la Organización de Estados Americano O.E.A., Luis Almagro, como siempre al servicio del Departamento de Estado norteamericano, denunciaron fraude en los resultados de 53 mesas de 13 distritos. Golpe de Estado mediante, Evo Morales tuvo que abandonar el país para salvar su vida ya que en Bolivia se inició la más brutal persecución contra familiares, partidarios y ex-funcionarios del mandatario depuesto.
Muertes, torturas, persecuciones, no doblegaron a un pueblo que el domingo votó masivamente por el MAS y en las 53 mesas cuestionadas por Almagro y compañía, el partido de Evo Morales superó holgadamente las cifras y la diferencia obtenida en 2019
pero, pese a tamaña contundencia, Almagro se hace ahora el distraído, reconoció el triunfo de Arce y seguramente cree que con ello es suficiente para mantenerse en un cargo que le queda enorme.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *