DeportesFútbol

Defensores de Salto y un viaje a Esteban Echeverría, importante por su punto ante el fuerte Club Camioneros

(Por: C.A. Provensal y A. Lampi.) – Haciendo su debut como visitante y ante el encumbrado equipo de Camioneros, Defensores arrancó su participación en la zona cuatro cosechando un empate que lo dejó anímicamente, bien posicionado de cara a lo que viene. De acuerdo a como se fue gestando el desarrollo del encuentro, el resultado final tiene sabor a victoria y de haber estado fino en alguna contra, la entidad de calle Defensa hasta se pudo haber dado el lujo de quedarse con los tres puntos. Jeremías Caggiano puso en ventaja al equipo local en la primera mitad mientras que en el inicio del complemento, Rodrigo Naya estableció el empate definitivo.
Los jugadores del loro se miraban entre ellos y no podían creer la magnitud de lo conseguido. Tras el pitazo final de Roberto Nuñez, de impresentable desempeño, la igualdad fue motivo de celebración para dirigentes, cuerpo técnico y jugadores. Si bien se logró un empate, permitió cortar con una racha adversa fuera de casa y además, comenzar el torneo de manera optimista lo que estimula de sobremanera.
Con algo de viento a favor y a partir de la conducción del hábil Castillo y dos delanteros punzantes, Caggiano y Carrasco, el once local arrinconó a su rival con un asedio permanente.
Carrasco exigió a Gizzi con un remate a ras del piso que el arquero, gran figura y responsable absoluto del empate final, consiguió desviar al córner. Minutos más tarde, el pito detuvo el juego reclamando al banco de suplentes de Camioneros atención médica por una dolencia muscular. Desde ese momento y tras la confirmación en el entretiempo de su lesión, el juez trato de llevar adelante las acciones como pudo pero se le hizo imposible. Comenzó a dirigir desde lejos, tuvo contemplación con el juego brusco tomando como ejemplo una durísima infracción de Lozano sobre Defrancesco que dejo sus secuelas y aplicando el siga siga, se fue sacando toda responsabilidad en situaciones comprometidas. El temor, por ese tan mentado favoritismo, se fue haciendo evidente.
Caggiano no estuvo fino para definir una ocasión propicia, Gizzi volvió a intervenir con otra gran atajada y tras un largo envío, Castillo bajo el balón con gran clase y saco un violento remate que fue devuelto por el palo derecho.
A los 35’ ,un saque largo de Vallejos encontró a la defensa del loro sin poder reaccionar aprovechando Caggiano para quedar mano a mano con el uno loro y definir, esta vez con remate certero.
Por todo lo mencionado, la diferencia aunque mínima era ampliamente justa y dejaba por cierto un panorama preocupante para la visita.
Ni bien comenzado el segundo tiempo, la respuesta de Defe no se hizo esperar y con el golazo de Naya desde los vestuarios, nació otro partido.
Con un minuto de juego y de arco a arco, Gizzi imitó a Vallejos, los centrales del once verde dudaron en rechazar y Naya, con un toque sutil, puso la redonda por sobre el cuerpo del arquero. Colosal definición.
El dueño de casa sintió como nunca el impactó. De tener controlado el desarrollo se vio obligado a ponerse de nuevo el traje de protagonista y los loros, buscaron salir de contra aprovechando los espacios.
Por largos minutos, el arco de Gizzi fue un tembladeral. Camioneros volvió a buscar sin claridad pero con mucho empuje acercarse al arco de enfrente y dispuso de opciones inmejorables. Mil rebotes en el área, Lozano recibe la pelota solo sin marcas pero Gizzi, nuevamente con todos sus reflejos, evitó la conquista. Caggiano, bien habilitado, picó a las espaldas de Perticarari y en el mano a mano, Gizzi otra vez cerró su arco. Castillo, la figura en los orientados por Noto, se sacó muy bien la marca de encima pero remató apenas desviado y nuevamente Lozano, pecando por su torpeza, de manera poco creíble y de frente al arco, disparó afuera.
Castagno como lanzador y siendo desequilibrante por velocidad y cambio de ritmo, habilitó a Defrancesco pero el delantero, remató apenas por encima del horizontal. En otra contra similar, Naya tuvo la victoria pero remató desviado.
Defensores arrancó con una sonrisa de oreja a oreja y ahora, en su estadio, debe confirmar de cuanto sirvió el empate .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *