65 años del CONICET: tres grandes aportes del organismo a la ciencia

El 5 de febrero de 1958, por medio del Decreto Ley N°1.291 nacía el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), un organismo pensado con el objetivo de promover la investigación científica y tecnológica de la Argentina, una política percibida como “necesaria y estratégica” por aquellos años.

La necesidad de invertir en ciencia y tecnología es una de las banderas levantadas por diferentes espacios políticos argentinos. El expresidente Mauricio Macri por ejemplo, en febrero de 2018, calificó al CONICET como “una de las instituciones más valiosas” del país. Aunque en contraste a su declaración, Roberto Salvarezza, quién fuera titular del organismo entre el 2012 y el 2015 y exministro de Ciencia y Tecnología entre 2019 y 2021, respondió: “En 2015, la inversión en ciencia y tecnología representaba el 0.35% del PBI. Macri la dejó en 0.23%”.

Pese a las idas y venidas, el CONICET logró llevar adelante una serie de proyectos que fueron de renombre para todo el mundo.

 

Tratamiento pediátrico del HIV: test rápidos en la Argentina

En mayo de 2018, el CONICET anunció la creación de un test rápido y efectivo para determinar la existencia de algún tipo de mutación genética en pacientes pediátricos -en niños- infectados con HIV, para luego poder desarrollar un tratamiento más personalizado en cada uno de ellos, de acuerdo a las particularidades de cada caso.

El proyecto surgió en 1999, cuando un grupo de médicos del Hospital Garrahan decidió profundizar en por qué habían niños hijos de madres con HIV que nacían con el virus, mientras que había otros casos que no. La articulación Garrahan-CONICET se dio a través del trabajo de la bioquímica Andrea Mangano, quien en aquel momento estaba haciendo su doctorado mediante una beca del CONICET y trabajando en el hospital.

 

“Ahí se descubrió que el HIV ingresaba a las células no solo a través del receptor celular CD4, sino también por un co-receptor, que es el el CSR5 o el CXR4”, sostiene a Ámbito la especialista.

“Luego, establecimos una articulación con la universidad de San Antonio en Texas, mediante la cual logramos demostrar qué variaciones genéticas realmente afectaban la susceptibilidad al HIV y modificaban el ingreso del virus”, agregó Mangano.

 

La bioquímica hoy es Jefa del Servicio de Microbiología del Garrahan, además de ser investigadora independiente del CONICET. Sobre el estudio, opina que “generó bases científicas y conocimientos para el desarrollo de nuevas terapias útiles en el tratamiento de los pacientes HIV”.

Hace pocos meses fue noticia una revelación hecha por el CONICET: una variante del antibiótico “tetraciclina demeclociclina”, utilizado para combatir diferentes afecciones, sería útil para combatir el Parkinson. Ya que funciona como un neuroprotector, protegiendo las células que se ven afectadas por esta enfermedad neurodegenerativa.

La “demeclociclina reducida”, nombre del nuevo derivado, posee un efecto protector de las neuronas que reduce de forma significativa la agregación de las proteínas que impulsan el avance de la enfermedad.

 

La iniciativa, si bien fue conducida por el CONICET, contó con la participación de diferentes investigadores y científicos del Instituto del Cerebro de París, además de otras filiaciones francesas.

En los últimos días fue noticia que la vacuna contra el Covid-19, bautizada como la “Cecilia Grierson” y de producción netamente nacional, comenzará este lunes 6 de febrero sus análisis en las fases de estudio II y III, que le garantizarían en un futuro cercano el visto bueno de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) para empezar a circular.

Que la vacuna haya llegado a esta etapa significa que, hasta el momento, supo atravesar correctamente los exámenes que la ponen a prueba como un medicamento con efectos positivos para la prevención de la enfermedad. Para lo que resta analizar, ya podrá contar con la participación de ciudadanos voluntarios, los cuales “deben ser mayores de 18 años y tener al menos dos dosis del esquema de vacunación primario”, según sostuvo la ministra de Salud, Carla Vizzotti.

Ambito

Facebooktwitterredditpinterestmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *