El Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires abrirá una sede en Escobar

La novedad fue dada a conocer por su fundador, Eduardo Costantini, quien anunció que la construcción comenzará en enero y que espera inaugurarla en marzo de 2024.

Esta extensión del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba) se edificará en Puertos, el megaemprendimiento urbanístico de 1.400 hectáreas que Constatini viene llevando a cabo en Belén de Escobar a través de la empresa desarrolladora Consultatio, que financiará y gestionará este nuevo proyecto con una inversión de cinco millones de dólares.

 

“Venimos trabajando hace largo tiempo y en esta semana de tanta alegría que hemos vivido todos -por el título que la Selección Argentina obtuvo en Qatar- veníamos buscando qué día poder dar la noticia de que vamos a abrir Malba Puertos, una nueva sede de Malba en zona norte, un proyecto concreto, efectivo, en una ciudad pueblo muy dinámica y pujante, que prevé su inauguración para marzo de 2024″, expresó Costantini este jueves en conferencia de prensa.

 

Según informó el portal local ElDia, diseñado por el estudio Herreros de España -con el apoyo local de Torrado Arquitectos y Bulla en paisajismo-, en sus 5.500 metros cuadrados el proyecto combinará una sucesión de salas y espacios públicos, jardines y bosques, que iniciará su construcción en enero.

 

Se trata de tres módulos centrales en un espacio abierto, unidos bajo un mismo techo vidriado de dos mil metros cuadrados, que estarán dedicados a la reserva técnica de obras, una sala de exposiciones temporarias de 400 metros cuadrados y el denominado “Pabellón Chaile”.

 

En ese pabellón quedarán de manera permanente las cinco esculturas que el artista tucumano Gabriel Chaile llevó a la muestra central de la Bienal de Venecia, -miden entre tres y seis metros y pesan más de 300 kilos- realizadas en arcilla sin cocer, “un conjunto que hace sinergia con el proyecto, enclavado en medio de la naturaleza”, señaló Costantini.

 

El nuevo espacio contará con un calendario que estará bajo la dirección artística curatorial del Malba -con la curadora en jefe María Amalia García a la cabeza- y “se va a concentrar en el arte contemporáneo con énfasis en el arte argentino, los artistas federales y las prácticas de sustentabilidad, teniendo en cuenta el espacio al aire libre, cerca de la naturaleza”, destacó el fundador de Malba.

 

En su distribución, los pabellones generan una gran plaza abierta y techada que tiene la vocación de ser un lugar expositivo y estancial en el corazón de esa ciudad, un conjunto que se integra a un corredor natural bautizado “Salas del bosque” (de 2.500 metros cuadrados), que representa el primer bosque de alisos del país y que contiene tres salas de exhibición al aire libre.

 

“Esta propuesta busca albergar nuevas formas de expresión y exhibición, acordes al museo del siglo XXI en el que las disciplinas y formatos son cada vez más híbridos e interdisciplinarios”, añadió el coleccionista y magnate argentino.

 

Las “Salas del Bosque” se concebirán como un “museo vivo”: un conjunto conformado por tres espacios abiertos implantados en una explanada cubierta de alisos interconectados por un sendero que conduce al sector semicubierto del museo. Se utilizará también como laboratorio para la observación y el estudio de plantas exóticas, para talleres con niños, estudiantes y adultos. Buscará representar una colección viva o museo no tradicional.

 

Malba Puertos se enfocará en un programa multidisciplinario que prevé desarrollar diferentes exposiciones temporarias, además de actividades educativas y culturales al aire libre como música, cine, literatura, danza, teatro y performances, para todas las edades.

 

“La intención es sacar el arte de los centros de las ciudades y construir un centro de gravedad cultural y social que se inserta en el master plan urbano de Puertos. Y que dialoga con muchas otras acciones que se están realizando allí, donde superponemos estos tres pabellones, en un espacio abierto, bajo un mismo techo formado por burbujas transparentes que introduce la luz del sol matizada e irá generando diferentes sombras a lo largo del día, donde prevalece la idea de apertura, las relaciones visuales con la laguna y el contemplar el paso de las estaciones”, detalló vía zoom desde España el arquitecto Juan Herreros, que ha trabajado en el diseño del reciente Museo Munch de Oslo.

 

El circuito de arte público se completará con trabajos de los artistas Florencia Almirón, Martin Blaszko, Paula Castro, Carolina Fusilier, Mimi Laquidara, Artur Lescher, Sebastián Mercado, Ramiro Oller, Sol Pipkin, Marcela Sinclair y Nicolás Robbio. (InfoGEI) Mg

Facebooktwitterredditpinterestmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *