Sergio Massa llega el lunes a EE.UU

El intento de asesinato que sufrió la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner cambió la agenda política nacional adentro y afuera del Gobierno. No obstante, en horas agitadas con decisiones complejas por tomar, los principales socios de la coalición oficialista acordaron mantener tal cual estaba previsto el viaje del ministro de Economía a los Estados Unidos. Sergio Massa llegará este lunes a Washington y comenzará el martes con sus reuniones de trabajo.

La gira incluye un cara a cara con Kristalina Georgieva, reuniones con grandes empresas de sectores estratégicos, encuentros con funcionarios del Tesoro, el Banco Interamericano de Desarrollo y con Juan González, el más alto referente para América Latina de la administración de Joe Biden. Hay expectativa por la consolidación de las metas en la segunda revisión del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, el anuncio de inversiones y los desembolsos del BID y el Banco Mundial.

Desde el jueves a la noche, Sergio Massa se puso en contacto varias veces con el presidente Alberto Fernández y con Cristina Kirchner. Los tres estuvieron de acuerdo en continuar con los planes de la gira tal cual estaba previsto, a pesar de la convulsión social por el intento de asesinato de la vicepresidenta. Que no se haya modificado un ápice de la agenda en Estados Unidos refleja la importancia que reviste para el Gobierno este viaje.

El ministro de Economía llegará el lunes a Washington pero pondrá en marcha las primeras reuniones de trabajo el martes. El objetivo central a esta hora pasa por consolidar la segunda revisión del acuerdo con el FMI. El equipo técnico que partió el domingo, compuesto por Leonardo Madcur, Raúl Rigo y Gabriel Rubinstein, trabajará en ese trazo fino que habilitará un desembolso de más de u$s3.600 millones en las próximas semanas, pero que irá directamente a pagar vencimientos del fallido programa Stand By de 2018.

Al encuentro con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, Massa llegará con las medidas concretas que tomó en los últimos días para enderezar el orden fiscal. Ajuste del gasto por más de $150.000 millones en distintas partidas presupuestarias, quita de subsidios en los servicios públicos y congelamiento en la planta de empleados de las empresas estatales.

Con estas señales y con el argumento de un fuerte impacto de la situación internacional por la guerra entre Rusia y Ucrania, el Gobierno buscará reconfigurar algunas de las metas estacionales del plan para no tener inconvenientes cuando toque analizar los números del tercer trimestre. “Vamos a trabajar con el FMI para cerrar algunas cuestiones que le quedaron pendientes a Martín Guzmán”, señalaron fuentes oficiales.

Dólares

La búsqueda de dólares que puedan llevar oxígeno a las comprometidas reservas del Banco Central, también aparece como un objetivo prioritario. Según pudo confirmar Ámbito de fuentes de Casa Rosada, la idea es que el equipo económico anuncie junto a compañías extranjeras una serie de inversiones que se concretarán en el sector automotriz, de hidrocarburos, en la extracción de litio y el desarrollo logístico. “En Houston vamos a consolidar el decreto 277 para aumentar las inversiones para el año que viene en Vaca Muerta”, detallaron.

La reunión con el titular del Banco Interamericano de Desarrollo, Mauricio Claver-Carone, aparece también como un hecho importante. El organismo multilateral de créditos viene demorando desembolsos por más de u$s600 millones en programas que ya están aprobados para Argentina. Sergio Massa buscó en sus primeros días como ministro distender el vínculo para destrabar la llegada de esos fondos. Con el Banco Mundial, también habrá negociaciones para acelerar la programación.

Ámbito

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.