Año más para algunos, año menos para otros, ¡¡¡Feliz 2022 para todos!!!

Seguramente el 2021 no ha sido un año fácil para muchísima gente. Cuando a comienzos del 2020 los argentinos teníamos la esperanza de recuperar un país golpeado por cuatro años de neoliberalismo, llegó esta pandemia de la que aún no nos hemos podido liberar, como tampoco el mundo ha podido liberarse.
Si tenemos que analizar el 2021 por lo acontecido en nuestro distrito, Salto, quizá terminemos reconociendo que la situación no ha sido ni más, ni menos grave que en el resto del país. El o la Covid se llevó 158 vidas de casi 6200 personas infectadas y si en los últimos tres meses Salto no ha tenido que lamentar fallecimientos ocasionados por este virus, se debe pura y exclusivamente a la muy exitosa campaña de vacunación que en el Distrito, como en el resto de la provincia de Buenos Aires, llevaron adelante los Gobiernos de Ricardo Alessandro y Axel Kicillof, respectivamente.
Es cierto que la pandemia en muchos aspectos condicionó la vida de la gente y lo que pudo ser un factor de unidad nacional, terminó siendo una causa más que la oposición política utilizó para profundizar la grieta que hoy divide al pueblo argentino. Ni siquiera ante la emergencia sanitaria mostraron un mínimo de empatía, militaron contra la cuarentena, cuestionaron las vacunas, quemaron barbijos y se opusieron a todas y cada una de las medidas adoptadas por el Gobierno para preservar la vida y la salud de las personas. No sabemos qué dirán hoy, cuando ante el exponencial aumentos de contagios provocados por las nuevas cepas, el 82 % de las personas internadas por Covid no cuentan con ninguna vacuna y en el 18 % restante se encuentran quienes no han completado el programa de vacunación o presentan algún factor de riesgo preexistente.
Queda claro que hay sectores políticos que ante la emergencia sanitaria militaron por la vida, mientras otros lo hicieron por la muerte.
Por supuesto que, entre quienes militan por la vida, está el gobierno municipal del intendente Alessandro que, pese a las adversidades propias de la pandemia, no sólo creó un muy eficiente equipo que llevó y lleva adelante el Vacunatorio, si no que tampoco descuidó la obra pública que mejora la calidad de vida de los ciudadanos. El puente «Valentín Vergara», la Avda. Rebagliatti, la Ruta Provincial 32 y el Tomógrafo del Hospital Municipal, son sólo algunos de los muchísimos logros alcanzados en materia de obras y servicios públicos.
Es cierto que algunas cosas se descuidaron, por ejemplo los controles de precios, la nocturnidad y quizá el ordenamiento del tránsito vehicular, pero ello para nada empaña la gestión de un gobierno municipal que está entre los más eficientes y transparentes entre los 135 distritos de la provincia de Buenos Aires.
Por lo expuesto, deseamos que el 2022 sea un muy buen año para todos, para quienes lo contarán como un año más y para los que lo cuenten como un año menos.

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.