Juntos por el Espanto: Ni genético, ni hereditario, Ideológico

Las payasadas de Patricia Bullrich vistiendo un traje de presidiario de los años 50 para mostrarse en Formosa ante un puñado de militantes de Juntos por el Espanto, muchos de los cuales ni siquiera eran formoseños ya que se demostró que no tienen domicilio en esa provincia, es parte del show mediático que, ante la falta de propuestas serias, utiliza la oposición para, de alguna manera, estar en la opinión pública y al mismo tiempo ir desgastando a un gobierno que no sólo tiene que luchar contra la pandemia, si no también contra la catástrofe social, institucional y económica que dejó el gobierno de Macri y su pandilla.
Lógicamente lo hacen con la complicidad de los medios, como el caso de Clarín de hoy, 11 de marzo, que en su portada vuelve a insistir con el supuesto ofrecimiento de vacunación «por debajo de la mesa» a Beatríz Sarlo, cuando 24 hs. antes ya se sabía que la escritora había reconocido ante la Justicia que la propuesta le había llegado en el marco de la campaña de concientización implementada por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, ante la fuerte embestida de difamación que medios hegemónicos y dirigentes políticos de la oposición realizaban sobre la vacuna Sputnik V. y que además tampoco se la había hecho la esposa del Gobernador.
Pero las payasadas como las mentiras siempre tienen algún eco entre ciertas personas que, por ignorancia algunas, por mala fe otras, terminan dándole entidad a este tipo de conductas.
Y como Salto no es una excepción a la regla, este miércoles en el Deliberativo Municipal se vivió una situación al menos risueña, para catalogarla de manera suave y sin ningún tipo de animosidad personal. En la apertura del periodo ordinario de sesiones, el intendente Alessandro (en uso de licencia) mandó su mensaje al Cuerpo Deliberativo y a la ciudadanía, donde reseña la memoria de lo actuado y los proyectos para el corriente año. Todos los concejales siguieron con atención la lectura del mensaje, salvo los cuatro Ediles del PRO que permanecieron fuera del recinto mientras duró la lectura del texto. Una verdadera payasada, como las de sus jefes políticos provinciales y nacionales.
Otro tema emblemático de las últimas horas, fue lo de las 900 vacunas que transportaba irregularmente en su vehículo particular, el ministro de Salud de Corrientes, provincia gobernada por Juntos por el Espanto. Si existió una conducta dolosa o sólo se trató de una muy torpe negligencia, no es a nosotros a quienes nos corresponde hacer hoy esa evaluación, pero no podemos evitar preguntarnos qué ocurriría si una situación similar tuviese involucrado a un funcionario de Salud de Formosa o de cualquier provincia gobernada por el FdeT, seguramente la Bullrich estaría llamando a cacerolear y los grandes medios le estarían dedicando horas de aire y ríos de tinta a la «corrupción K».
«Todo tiene que ver con todo» suele decir CFK, no tienen vergüenza y además no sirven para nada, sólo para hacer circo y engañar a los ingenuos. No sólo trabajaron en contra de la vacuna, tampoco conocimos a nadie del PRO que haya hecho algo por la gente en el tema de la pandemia, no prestaron colaboración en nada que tenga que ver con la vacunación, ni con la campaña previa, ni con el programa implementado, sólo sembraron dudas, desconfianza y permanentemente lanzan imputaciones que no hacen más que favorecer la profundización de la grieta. Ahora la presidenta del espacio, que viajó a Formosa en un avión de Vicentín, dice que la vacuna contra el Covid debería ser privatizada, a los pobres que los asista el Estado..o que los parta un rayo…¡¡¡ vergüenza deberían tener !!!…

Sergio Teves

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *