Pobre de aquellos/as que no tienen más que odio para ofrecer

La bajeza política de la derecha neoliberal argentina suele ser de tal magnitud que muchas veces, por no decir siempre, lo único que provoca es vergüenza ajena.
Hace algunos años se manifestaban con pancartas que mostraban una figura alusiva a la entonces Presidenta colgando del patíbulo, este sábado 27 de febrero, si bien fue un grupo muy reducido que se concentró en Plaza de Mayo, lo hicieron con bolsas rellenas que simulaban ser mortuorias y con el nombre de las supuestas víctimas, siempre con la muerte como bandera por más que lo disimulen envolviendose en la celeste y blanca.
Este lunes 1º de marzo, no bien el presidente Alberto Fernández terminó su discurso ante la Asamblea Legislativa, los troll del macrismo junto a los medios hegemónicos, salieron a convocar a un cacerolazo para las 20 horas argumentando una supuesta falta de autocrítica por los diez o veinte vacunados por fuera del sistema, cuando en la ciudad de Buenos Aires que ellos gobiernan las vacuna se privatizaron y todavía no se terminó de inocular ni siquiera al personal de salud.
En realidad esto no les importa porque tampoco su convocatoria a las cacerolas fue por los supuestos vacunados vip, eso no es más que una excusa ya que el verdadero motivo tiene que ver con los dichos del Presidente sobre la Justicia y especialmente sobre su decisión de impulsar una investigación criminal acerca del endeudamiento con el FMI al que se sometió al país sólo para que cuarenta y cuatro mil millones de dólares terminaran en guaridas fiscales fugados por Macri y sus secuaces.
Esta es la gente que promueve la grieta, que su única propuesta a la comunidad es el odio a todo lo que representa al campo nacional, popular y democrático, al peronismo en general y al kirchnerismo en particular, odian a Cristina porque en capacidad intelectual, oratoria, liderazgo y dotes de estadista jamás la podrán igualar y algunas no  se le pueden poner a la par ni siquiera  frente al espejo.
Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *