Sociedad

ORQUESTAS Y COROS DEL BICENTENARIO: En Salto el programa tendría continuidad

Uno de los grupos de trompeta perteneciente al Programa
Uno de los grupos de trompeta perteneciente al Programa

Decir que el Programa “Orquestas y Coros de Bicentenario” es lo más extraordinario que se hizo en materia de inclusión cultural, es nada más que reiterar conceptos ya vertidos desde estas mismas páginas.
Precisamente como de inclusión se trata, el Programa iniciado por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner a través de su Ministerio de Educación ha sido ahora descentralizado por el desgobierno macrista. En otras palabras nación se los tiró a las provincias para que estas hagan con él lo que consideren más conveniente. De hecho en varios estados provinciales “Orquestas y Coros” ya pasó a ser recuerdo. En la provincia de Buenos Aires se está en un proceso de evaluación, a fin de determinar el camino a seguir con este Programa.
En este marco, el pasado viernes estuvo en nuestra ciudad la directora provincial de Política Socio Educativa de la Dirección General de Cultura y Educación, Aurelia Furnarí, designada coordinadora del Programa “Orquestas y Coros” en el ámbito bonaerense.
La funcionaria, que llegó a la sede de la Banda y Escuela Municipal de Música “Fancisco De Cicco” con una hora y media de retraso fue recibida en el lugar por el maestro Andrés Hirschhorn, el director de Cultura César Larroude, profesores del Programa “Orquestas y Coros del Bicentenario y casi un centenar de los 660 niños – alumnos que en Salto asisten regularmente a las clases que se dictan en el marco del inclusivo programa cultural.
Tras los saludos protocolares, la coordinadora A. Funarí recorrió las instalaciones de la Banda y hasta interrogó a algunos niños acerca de la antigüedad que registraban en el programa y su periodicidad en la concurrencia a clase. Quizás la funcionaria pudo haber pensado que la importante presencia infantil en el lugar era una puesta en escena como aquellas que a menudo utiliza su jefe político para hacer creer que hay trabajadores que lo aplauden. Pero en Salto eso no existe y la funcionaria lo pudo comprobar precisamente mediante la espontánea respuesta que obtuvo de los niños. Aquí el Programa cuenta con 660 niños participantes y un invalorable cuerpo de jóvenes profesores (aunque Morales no se sienta tan joven).
Lo más trascendente de la visita es que la funcionaria se comprometió en el caso de Salto, a dar continuidad al Programa y a renovar el contrato de los profesores, que precisamente expiran este 31 de mayo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *