Fue detenido un prófugo que se encontraba con captura por abuso sexual agravado y corrupción de menores

En la jornada del pasado 27 de julio se llevó a cabo la detención de un sujeto sobre el que pesaba una orden de captura por abuso sexual agravado en la localidad de Salto.

De acuerdo a lo que pudo conocerse, en septiembre de 2015 una mujer denunció a su hermano por haber abusado de dos de sus hijas tras manifestaciones de las menores.

A raíz de ello radicó la correspondiente denuncia, tomando intervención la Unidad Funcional de Instrucción N.º 6 del Departamento Judicial Mercedes a cargo del Dr. Luis E. Carcagno y se llevaron adelante una serie de pericias y medidas probatorias para poder sustentar la acusación.

Se conoce que para ese entonces el imputado ya se había retirado de la localidad de Salto y se desconocía su paradero, por lo que luego de varias instancias judiciales habiéndo incluso llegado al Tribunal de Casación provincial, se logró realizar las declaraciones de las menores víctimas.

Así se pudo establecer que en el año 2015, durante un periodo de tiempo – en distintos días y horarios – el imputado abusó sexualmente de forma grave y ultrajante de sus dos sobrinas menores de edad con quienes convivía en la localidad de Salto, aprovechando las circunstancias que la progenitora de las menores se retiraba del lugar.

Una vez reunidos los elementos probatorios, la Fiscalía solicitó por ante el Juzgado de Garantías N° 1 la orden de detención de este sujeto la cual fue otorgada en marzo de 2019. Sin embargo, y pese a diversas tareas del Ministerio Publico Fiscal y la Delegación Departamental de Investigaciones, el acusado no pudo ser habido sino hasta el pasado 27 de julio gracias a las labores de la D.D.I. de Mercedes.

El imputado (un hombre de 27 años) compareció ante el agente Fiscal en el marco de la audiencia de declaración en los términos del art. 308 del Código Procesal Penal en la jornada del 29 de julio. Fue por el delito de «Abuso sexual con acceso carnal – reiterados – doblemente calificados, por ser cometido por encargado de la guarda y por ser perpetrado contra menores de 18 años de edad aprovechando la situación de convivencia preexistente, en concurso real con corrupción de menores doblemente agravada, por las víctimas menores de 13 años, por ser conviviente y encargado de la guarda».-

 

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.