Por qué se celebra el 1 de agosto el Día de la Pachamama

La Madre Tierra es adorada por los descendientes de los pueblos originarios que habitan territorios desde mucho antes de que estén delimitadas las fronteras actuales. Incluso, los orígenes de este culto se remontan a la época preincaica, es decir, antes de que la región fuera anexada al Imperio Inca.

La Pachamama es considerada la diosa femenina de la tierra y la fertilidad, concebida como la madre que nutre, protege y sustenta a los seres humanos. Es la más popular de las creencias mitológicas del ámbito incaico que aún sobrevive con fuerza en las provincias del noroeste argentino.

Según se pudo saber, si bien la fiesta se celebra el 1° de agosto, durante todo el mes se realizan ceremonias con homenajes que contemplan la ofrenda de comida, bebidas y hojas de coca, especialmente en el norte argentino, que es donde se alargan las celebraciones por más días.

Se trata de un rito que las comunidades indígenas celebran desde hace varios siglos, aunque esta ceremonia se fue extendiendo al resto del país, incluidos los centros urbanos. En tanto, las celebraciones varían según la región.

En Salta, tiene como objeto recordar que todo lo creado proviene de la tierra. También, es habitual que los habitantes enciendan sahumerios para alejar los males que hayan quedado en sus hogares y atraer las buenas vibras.

En el caso de Jujuy, tras una comida comunitaria, se hace un hoyo en la tierra y se le da de comer y beber a la Pachamama con hojas de coca, chicha, alcohol y cigarrillos (recibe el nombre de “corpachada”). Luego, se tapa con tierra y vino, y para terminar, los presentes se toman de la mano para representar la hermandad y realizan una danza alrededor del hoyo.

 

En ese sentido, las ceremonias pueden ser de dos tipos, si se toma en cuenta el lugar: en los hogares, con ofrendas particulares y familiares en un ambiente más íntimo, y en comunidad, donde los sacerdotes o las personas ancianas lideran la ceremonia. En tanto, es costumbre que las personas usen cordones blancos y negros atados en los tobillos, muñecas y cuello, realizados con lana de llama.

 

La costumbre de la caña con ruda

El Día de la Pachamama, que no es considerado feriado nacional, tiene como fin conceptual el hecho de cerrar ciclos, renovarse y empezar nuevos proyectos, más allá del ritual de agradecer a la tierra por lo que ofrece y de restablecer la reciprocidad entre el ser humano y la naturaleza.

Una de las costumbres más reconocidas es la toma de la tradicional caña con ruda. Dicha bebida consiste en la mezcla de caña blanca paraguaya o ginebra con hojas de ruda, y es considerado un brebaje ancestral.

De acuerdo a la tradición, se debe tomar en ayunas, durante la madrugada del 1° de agosto y su propósito es el de proteger. Es una medicina casera para mejorar la salud y la buena suerte, además de servir como desparasitante.

Por otra parte, la religión centrada en la Pachamama se practica en la actualidad en forma paralela al cristianismo; tal es así que muchas familias son simultáneamente cristianas y pachamamistas. (InfoGEI)Ap

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.