El volumen del tráfico de internet en Argentina registró un nuevo récord

El tráfico de internet en la Argentina registró en mayo un nuevo récord al alcanzar una media de 1 terabyte por segundo, equivalente a 1.000 gigas por segundo, según datos de la Cámara Argentina de Internet (Cabase).

Un terabyte por segundo equivale a la transmisión simultánea de 250.000 fotos tomadas con una cámara de 12 MP; 250 películas o 500 horas de video en HD; o a 6,5 millones de páginas de documentos, normalmente almacenadas como archivos de Office, PDF y presentaciones.

Para los más analógicos, 1 terabyte equivale a la información guardada en 1.300 archivadores físicos de papel.

«El tráfico de datos que circula en la red nacional de IXPs de Cabase promedió un nuevo incremento que superó la marca de los 1.000 Gbps en mayo, mostrando un crecimiento del 10% respecto de la media de abril», indicaron desde la entidad.

Si bien el incremento del tráfico de internet se dio en todo el mundo dado el impacto de la pandemia, en Argentina entre mayo del 2020 y mismo mes de este año el crecimiento fue del 28,3%; y según el reporte entre diciembre del 2019 y diciembre pasado, el incremento fue cercano al 50%.

«Esta exigencia generada por las medidas de aislamiento y cuarentena pudo ser superada con éxito gracias a las inversiones previamente realizadas por los distintos ISPs (Internet Service Providers) con el objetivo de ampliar su infraestructura, preparando las redes para mayores consumos de ancho de banda», indicaron desde la entidad.

Cabase incluye entre sus socios a más de 1.200 pymes que prestan servicio de internet en todo el país, sin distinción de tecnologías, a las grandes empresas y proveedores de contenido y el volumen de tráfico que mide es el que cruzan los 32 puntos de interconexión de redes (IXPs) en funcionamiento en el país.

Se potenció el uso de los portales de organismos estatales, más las aplicaciones necesarias para la circulación y la vacunación.

Consultados por Télam desde Movistar indicaron que el incremento interanual en la red fija fue del 25%; que se suma al incremento del 30% que verificaron en el período anterior.

En el caso de la red móvil de esta empresa el incremento promedio de acuerdo a los diferentes comportamientos de los clientes fue del 25% entre 2019 y 2020 y de 30% entre 2020 y 2021.

Desde Telecom, indicaron que el «incremento del tráfico de datos de descarga» entre 2019 y 2020 fue de 13% para la red fija con tecnología XDSL (la tradicional de la compañía) del 111% para la red de fibra óptica, 27% en la red de Cablevisión y 25% en la móvil (Personal).

La estimación para el año 2021 es que culmine con un incremento promedio del tráfico del 6% en XDSL, 164% en fibra, 22% en la red de cable (HFC) y 36% en la red móvil.

Al principio de la pandemia, desde el Enacom, se buscó incentivar un acuerdo de cooperación entre los mayoristas proveedores de capacidad (Telecom, Telefónica, Claro y Datco) para asegurar la prestación del servicio.

Empresas mayoristas

Entre las empresas mayoristas, el grupo Datco con la empresa Silica adoptaron una modalidad de 2×1 para ayudar a los prestadores de internet a tener más capacidad para que la demanda de sus clientes finales pueda ser atendida adecuadamente, al tiempo que promovieron un congelamiento del valor del mega, que cotiza en dólares.

Otro mayorista, Lumen, anunció la cuadriplicación de la capacidad de su red de distribución de contenido en la región; y precisó que en Argentina sumó 180 kilómetros de fibra óptica entre las provincias de Mendoza y San Juan.

Arsat, por su parte, debió invertir en la renovación de la Red Federal de Fibra Óptica (Refefo) y adquirir placas nuevas para evitar la saturación de la red.

En este contexto de mayor demanda se encuadran también los anuncios de los nuevos cables submarinos que llegarán a Las Toninas realizados tanto por Google como por Facebook en los últimos 18 meses.

Incremento constante de tráfico

El salto del tráfico en redes fijas fue de la mano de la pandemia de la Covid 19 y de las medidas de aislamiento, el teletrabajo y la educación a distancia; el impulso del comercio electrónico y el consumo de contenido audiovisual y de videojuegos.

En paralelo también se potenció el uso de los portales de organismos estatales, como AFIP, Anses, entre otras, más las aplicaciones necesarias para la circulación (Cuid.ar), así como las relacionadas al proceso de vacunación.

Ante el incremento constante del tráfico, que no disminuyó cuando se relajaron las restricciones por pandemia, especialistas en redes y empresarios coincidieron en remarcaron que la infraestructura existente «soportó» sin inconvenientes.

«La estructura vigente aguanta, pero no es de goma, hace falta seguir haciendo inversiones y reponer equipamiento», señaló al respecto el titular de Cabase, Ariel Graizer.

El directivo agregó: «Podemos aguantar, pero hay que panificar este año las inversiones para los próximos años y para eso necesitamos previsibilidad y que el sistema sea lo suficientemente claro».

«Es muy importante resolver los problemas que hoy generan un alto grado de incertidumbre», enfatizó en referencia a la implementación del DNU 690 que declaró a internet, telefonía y TV paga como servicio público esencial y en competencia y por ello los incrementos del precio debe tener autorización del Ente Nacional de Comunicaciones.

Graizer agregó que «las redes y las inversiones se hacen previendo el crecimiento de varios años» y que con el pico del año pasado las empresas del sector «nos comimos el margen de crecimiento de varios años con los que se planificó esa infraestructura».

El ejecutivo advirtió que el «upgrade» de las redes «se cortó el agosto del año pasado» y en diálogo con Télam indicó que la red puede soportar «seis meses o un año , pero necesitamos planificación».

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *