En Pergamino hacen las fiestas clandestinas en parajes para evitar controles

Así ocurrió este fin de semana pasado en dos parajes de Pergamino. Una de las fiestas se realizó en Fontezuela y la otra en Ayerza, a las que concurrieron cientos de jóvenes. Trascendieron imágenes y videos, a través de redes sociales, de eventos muy bien organizados. Aumentan las quejas por la inacción de las autoridades.

A pesar del llamado a mantener los cuidados frente a la pandemia por COVID-19 durante las fiestas, el fin de semana pasado se desarrollaron dos importantes y masivas reuniones clandestinas en localidades del Partido de Pergamino.

Según da cuenta el portal pergaminense Primera Plana, una de las fiestas tuvo lugar en Fontezuela y otra en Paraje Ayerza. Según la denuncia de los vecinos, fueron estas con sofisticados equipos de sonido y DJs profesionales, personal de seguridad de boliches y bares de la ciudad, estacionamiento privado y -en al menos una de ellas- listas confeccionadas para el ingreso y entradas con cotización.

Los habitantes de los pueblos, que confirmaron que las fiestas terminaron en plena mañana, precisaron también que en Fontezuela se realizó en un campo del sector norte y en el Paraje Francisco Ayerza, en una quinta ubicada en la zona posterior de una cerealera y sobre el lateral del denominado “Barrio Ecológico”.

Muy organizadas

De día, un pueblo familiar; de noche, un lugar de excesos Una situación extrema de impunidad se vivió el sábado a la noche en una de las quintas más grandes de Fontezuela, con el desarrollo de una fiesta muy bien organizada. A la vista de todos, personal de seguridad que cualquier joven podría reconocer como “patovicas” de históricos bares de nuestra ciudad custodiando los accesos, los ingresos de vehículos y la tranquera principal. La entrada tenía un valor de 100 pesos. Las repetidas postales se corroboraron a través de las redes sociales.

La vista gorda

Primera Plana realizó consultas a funcionarios policiales del pueblo y al delegado municipal Leandro Aboud, ante fuertes versiones de vecinos sobre la pasividad de las autoridades, pero nadie respondió. Un paraje que “recobra vida” los fines de semana.

A la tranquilidad de los escasos vecinos de lo que antiguamente fue un pueblo, al Paraje Francisco Ayerza se le agregó una fiesta por fin de semana. En una quinta ubicada a metros de la Escuela Nº 56 “Vicente López y Planes”, algún tiempo atrás se llevaban a cabo reuniones de tinte social que comenzaban a la tarde y culminaban con una celebración nocturna. Lo que habitualmente se denomina “after”.

Fin de la tranquilidad

Hace algunas semanas el camino de ingreso al Paraje se transformó en un desfile de vehículos repletos de jóvenes, que llegan al lugar para participar de fiestas clandestinas. Tanto los vecinos del “Barrio Ecológico” como quienes viven en cercanías al camino, explicaron a Primera Plana que “se acostumbraron o se tuvieron que acostumbrar” que la tranquilidad ya no es la principal característica de Francisco Ayerza y que la preocupación por el intenso movimiento sigue ganando terreno. (InfoGEI)Jd

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *