A casi un año del golpe de Estado, el Pueblo boliviano comenzó a hacer justicia en las urnas

Tras aquel quiebre del sistema democrático que Bolivia sufrió en el mes de noviembre de 2019, a manos de la extrema derecha nacional y latinoamericana, representada entonces por siniestros personajes como la propia presidenta de facto Jeanine Áñez, el fracasado candidato de Alianza Creemos, Fernando Camacho o el recientemente reelecto Secretario General de la OEA, Luis Almagro y luego de aberrantes violaciones a los Derechos Humanos, que incluyeron persecución y muerte a funcionarios y seguidores del depuesto presidente Evo Morales, el Pueblo boliviano, aún en un marco de pandemia, tuvo oportunidad de pronunciarse en las urnas y lo hizo muy categóricamente. El candidato de MAS, el ex-ministro de Economía de Evo Morales, Luis Arce, superó el 50 % de los votos válidos emitidos, alcanzando una ventaja de más de 20 puntos sobre el otro candidato de la derecha, Carlos Meza.
Es cierto que aún falta el escrutinio definitivo, pero sobre la medianoche del mismo domingo, la usurpadora Áñez reconoció la victoria del MAS y felicitó a sus candidatos.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *