¿Dónde están los corruptos?

La semana pasada algunos programas televisivos de determinados canales difundieron un nuevo audio sobre una comunicación telefónica entre Cristina Fernández de Kirchner y Oscar Parrilli, donde la ex-presidenta hacía alusión al candidato de la Alianza 1País. Pero no es eso lo que importa porque en realidad, lo verdaderamente importante es que, como dice Roberto Navarro: “el gobierno nos está tomando por boludos a todos los argentinos”.
Estos impresentables se creen con derecho no sólo a espiar la vida privada de la gente, sino también a darle difusión si ello conviene a sus intereses.
Estamos siendo gobernados por una de las peores y más peligrosas mafias de cuantas se han encaramado al poder del Estado en algún momento de la historia del país. Porque, que las hubo, las hubo.
Hoy tenemos un presidente que da vergüenza ajena.
Mientras a CFK en los foros internacionales los mandatarios del mundo le pedían reuniones bilaterales, a Macri, como ocurrió hace unos días en el marco del G20, le cancelan sin previo aviso y sin explicación alguna, encuentros que él mismo había solicitado.
Pasa que en el mundo ya no quedan tontos, en la mayoría de los países no hay medios de comunicación que le laven el cerebro a la gente. Saben lo de las cuentas offshore, lo del endeudamiento para favorecer negociados con amigos y parientes, lo del Correo, conocen al detalle lo que está pasando en Argentina y por eso a Macri lo hacen a un lado como “chiripá…”
Sólo en nuestro país hay todavía algunas personas que siguen creyendo que todo es culpa del anterior gobierno, que eran todos chorros.
En realidad el anterior gobierno desendeudó al país a niveles históricos, y esto dicho por organismos internacionales no por CFK. También está Yaciretá, Atucha I, AtuchaII, Autopista Buenos Aires – Córdoba, Arsat I, Arsat II; llevó del 56% al 97% la cobertura previsional de adultos mayores, amplió a 19 el número de vacunas obligatorias, como en los países más avanzados del mundo, lo que además hizo que en Argentina descendiera la mortalidad infantil a niveles nunca antes registrados.
Se construyeron más de 1.500 escuelas, 13 universidades, se le entregaba una computadora a cada alumno secundario para achicar la brecha tecnológica, se creó la AUH que permitió terminar con el hambre en las familias de menores recursos, estaba el Plan Remediar que proveía gratuitamente de medicamentos, el Plan Argentina Sonríe, el Qunitas (que se implementa en Finlandia y ahora también en los Estados Unidos), la recuperación de YPF, de Aerolíneas Argentinas.
Cómo habrán sido de chorros los del gobierno anterior que lograron todo esto y encima desendeudando al país.
Hicieron posible que vos, empleado, obrero, cuentapropista, pudieses enviar tus hijos a la universidad, te pudieses comprar un auto y quizás hasta construirte la casa, te pudieses ir de vacaciones… pero eran todos chorros.
La contra cara es Macri y su pandilla. En sólo un año y medio endeudaron al país en más de 100 mil millones de dólares. Si le sacaron las retenciones al maíz, al trigo, a las mineras, eliminaron el impuesto a la riqueza, pero en favor del pueblo, ¡Minga!. Si hasta le quitaron remedios a los jubilados y ahora hasta vendieron Arsat…
Entonces uno se pregunta ¿Dónde están los chorros? ¿En el anterior gobierno o en éste?
¡Ojalá en la historia del país hubiesen habido muchos más gobiernos chorros como el del kirchnerismo!

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *