Messi anunció que seguirá jugando en la selección argentina después de ganar el Mundial

Lionel Messi cumplió el sueño de toda una vida. Después de protagonizar un partido frenético en el estadio Lusail contra Francia, el número 10 de la selección argentina pudo celebrar ser campeón del mundo en Qatar.

“Una locura. Se hizo desear, mirá lo que es, es hermosa. Es impresionante. La ansiábamos muchísimo. Sabía que Dios me la iba a regalar, que era esta, que la íbamos a lograr. Ahora quiero celebrar. No veo la hora de estar en Argentina y la locura que será eso. Quería cerrar mi carrera con eso y no puedo pedir más nada. Son los últimos años. De esta manera es algo impresionante”, dijo en diálogo con TyC Sports.

Acto seguido, confirmó que después de levantar el trofeo más preciado, no se retirará del combinado nacional y seguirá jugando con la camiseta celeste y blanca. “Qué va haber después de esto, Copa América, Mundial, tanto había luchado en mi carrera y se me dio al final de la carrera. Disfruto tanto estar en la Selección. Quiero disfrutar unos partidos siendo campeón del mundo”.

 

Al igual que sucedió durante toda la Copa del Mundo en Medio Oriente, el capitán de la selección argentina volvió a ser vital para el equipo de Scaloni. Anotó el primer gol en la final ante Francia y convirtió su segundo tanto en el complemento del tiempo suplementario. Cuando parecía que el partido decisivo iba a terminarse, Mbappé volvió a igualar el juego y llevó la final del mundo a los penales.

Como ya lo había hecho en anteriores definiciones, abrió el pie de manera sutil para darle el primer tanto en la tanda que le dio el campeonato al seleccionado nacional. “Ya no podemos pedir más nada. Agradecer a Dibu por todo lo que nos dio. Por esta copa tan deseada por mí, todos mis compañeros, por toda la Argentina, somos campeones del mundo. No me voy a poner a repasar el partido ahora más allá de cómo se dio el partido. Seguramente en un Mundial sí fue el último partido, pero que nos esperen en Argentina que vamos a festejar con ellos”, agregó Leo.

Con este nuevo título, el más relevante en toda su carrera, Messi no solo se afianzó como el futbolista argentino más ganador de la historia, seguido por su compañero de equipo Ángel Di María, quien superó a Carlos Tevez en el segundo lugar, sino que está a un paso de Dani Alves, que con 42 trofeos es el futbolista más laureado de todos los tiempos. Esta coronación en suelo qatarí le permitió a Messi alcanzar el título 41 de su carrera y despegarse del español Andrés Iniesta y el brasileño Maxwell, quienes completan el podio con 37. Por supuesto, el argentino se acercó al más ganador, su ex compañero Dani Alves, quien lidera la clasificación con 42. Por detrás de los antes mencionados, aparecen Ryan Giggs (36), Kenny Dalglish y Gerard Piqué (35), Vítor Baía (34), Xavi Hernández (33) y Cristiano Ronaldo (33).

 

El momento de la definición de Gonzalo Montiel quedará en la memoria de todos los argentinos. Incluído en la del propio astro rosarino. Los nueve futbolistas que estaban observando desde la mitad de la cancha, cayeron de rodillas y el epicentro de la celebración fue Lionel. Una vez que pudo salir de los abrazos de sus compañeros, corrió directo en dirección a donde estaba su familia en un palco del Lusail Iconic Stadium: Thiago, Ciro y Mateo junto a Antonela Roccuzzo saltaron desde la tribuna. Unos minutos más tarde, se sumaron los padres de Lionel a darle otro emocionante saludo. En todo momento, la sonrisa no se borró de la cara del rosarino y hasta llegó a derramar varias lágrimas.

Infobae

Facebooktwitterredditpinterestmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *