Paro de municipales ante la «precariedad salarial» en General Pinto

En medio de múltiples reclamos al municipio de General Pinto que conduce Jorge Alfredo Zavatarelli, este lunes desde ATE informaron una «Jornada de Protesta con retención de tareas y movilización». La cita será en el Hospital Municipal, desde donde se garantiza que se atenderá a los pacientes internados y las emergencias.

 

«Dada la precariedad salarial, la permanente y sistemática desidia por parte del Departamento Ejecutivo Municipal entablar una negociación de buena fe, la carencia de respuesta a los planteos, propuestas y reclamos que se vienen efectuando por esta entidad gremial y el conjunto de las trabajadoras y trabajadores del sector», manifestaron.

 

Por su parte, el Comité de la Unión Cívica Radical (UCR) de General Pinto afirmó que los empleados municipales de la comuna perciben “los salarios más bajos de la región”.

 

El Comité ofreció un relevamiento propio en los municipios de Lincoln, Junín, General Arenales, Leandro N. Alem y Carlos Tejedor, “para comparar los ingresos” y “aportar información objetiva” a la discusión.

 

«En esta idea, se tuvo en cuenta la mensualidad de un personal ingresante administrativo y de 30 horas semanales, obteniendo como resultado, que en la Región los empleados perciben salarios superiores al Mínimo Vital y Móvil, establecido por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación de $57.900 al mes de noviembre», aseguraron desde el Comité.

 

«Evidentemente -se agregó como conclusión del relevamiento- los ingresos de los municipales de General Pinto son muy bajos, siempre van atrás de los índices de la inflación y cada vez se produce mayor pérdida del poder adquisitivo frente a la espiral inflacionaria, fundamentalmente en los productos de la canasta familiar. Por otra parte, dentro del relevamiento efectuado en los Distritos, se constató que en la gran mayoría de ellos, se ha previsto otorgar en el mes de diciembre “Bonos Extraordinarios” desde $15.000 en adelante, e inclusive varios Intendentes han resuelto recortar sus propios sueldos hasta en un 30% para ser coherentes con la difícil situación y ponerse a la altura de los que menos tienen».

 

Consideran desde el radicalismo pintense que frente a este cuadro de situación, las autoridades deberían propiciar ámbitos de diálogos con los empleados y asimismo escuchar sus reclamos, arbitrando los medios necesarios, para mejorar sus ingresos y poder finalizar el año, sin tanto estrés económico. (InfoGEI) Mg

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *