Alerta: Alemania superó los 100.000 muertos por coronavirus

Europa encendió las alertas ante los rebrotes de casos de coronavirus en las últimas semanas, en un continente en el cual Alemania supera los 100.000 muertos por covid-19 y marca otro récord de contagios.

El Instituto Robert Koch del gobierno federal indicó este jueves que más de 100.000 personas (110.119) fallecieron por covid-19 en aquel país desde el comienzo de la pandemia, tras contabilizar 351 nuevos decesos en las últimas 24 horas. Se trata del quinto país de Europa en superar aquella marca después del Reino Unido, Francia, Rusia e Italia.

Además, se registraron 75.961 nuevos contagios, un nuevo récord diario para la primera economía de la zona euro que vive un rebrote sin precedentes.

La incidencia en los últimos siete días alcanzó un pico máximo de 419,7 infecciones cada 100.000 habitantes y las autoridades sanitarias temen la saturación del sistema.

Gernot Marx, presidente de la federación alemana de médicos de cuidados intensivos, advirtió el lunes pasado que los hospitales en ciertas regiones ya enfrentan «una sobrecarga aguda» que obligaba al traslado de pacientes.

La situación sanitaria será uno de los principales desafíos de la nueva coalición gubernamental anunciada en la víspera entre socialdemócratas, verdes y liberales, que asumirá la conducción del país en diciembre.

«La situación es grave», admitió el miércoles Olaf Scholz, el futuro canciller socialdemócrata de Alemania.

Varias regiones restablecieron duras restricciones para contener la cuarta ola del coronavirus, la más grave en el país, que tiene una tasa de vacunación del 69 por ciento, inferior a la de otros países europeos.

Scholz advirtió que Alemania debería estudiar una eventual «extensión» de la obligación de vacunarse, actualmente en vigor en el ejército y en los establecimientos sanitarios y de cuidados.

Francia
Por su parte, el gobierno galo anunció este jueves una campaña de vacunación de refuerzo para los mayores de 18 años, que se aplicará cinco meses después de la última inyección, aunque descartó recurrir a nuevos confinamientos y al toque de queda pese al recrudecimiento de la pandemia.

La vacunación de los niños de entre 5 y 11 años, sin embargo, todavía no fue implementada, a pesar de que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) aprobó este mismo jueves la vacuna de Pfizer para esa franja etaria, pero «si se tomara la decisión, no empezará antes de principios de 2022», explicó en rueda de prensa el ministro de Sanidad francés, Olivier Véran.

Lo que sí volverá a ser obligatorio será el uso de barbijos en el interior de cualquier lugar público, mientras la validez de los test negativos de covid-19 será de 24 horas como máximo, en lugar de las 72 horas vigentes.

La actual ola de coronavirus, la quinta en Francia desde el inicio de la pandemia mundial, «es incontrastablemente más fuerte, más larga (….) que la de este verano», sostuvo el ministro, quien añadió que se podrá enfrentar «sin recurrir a las medidas más coercitivas, ni al cierre anticipado de los comercios ni a la imposición de restricciones en los desplazamientos».

La dosis de refuerzo de las vacunas contra el coronavirus ya estaba autorizada en Francia para los mayores de 65 años, las personas en situación de riesgo y el personal sanitario.

El anuncio de este jueves, que extiende la campaña de refuerzo a todos los mayores de 18 años «en la práctica afecta a 25 millones de franceses, 6 millones de los cuales ya han recibido su dosis de refuerzo». «Todavía 19 millones de franceses pueden optar por la dosis de refuerzo, a quienes les pedimos que se vacunen en los próximos dos meses», agregó el funcionario.

Polonia
A su turno, el Ministerio de Sanidad polaco informó el fallecimiento de 497 personas por covid en las últimas 24 horas y de 28.128 nuevos contagios, mientras el Ejecutivo adelantó la inminente vuelta de restricciones en hostelería y locales públicos.

El ministro polaco de Sanidad, Adam Niedzielski, que hizo públicos los datos, subrayó que son muy similares a los del día anterior (460 muertes y 28.380 nuevas infecciones) y habló sobre la llegada «al pico de la cuarta ola».

«Los números están en constante aumento porque, comparados con la semana anterior, son mayores, si bien el incremento porcentual es relativamente bajo, alrededor del 15 por ciento más que la semana pasada. Todo indica que esta semana o la próxima alcanzaremos el pico de esta ola», afirmó el ministro.

Las autoridades sanitarias polacas estiman que el momento crítico de la pandemia durante esta cuarta ola llegará en los próximos días y durará una o dos semanas, período durante el cual se registrarán alrededor de 40.000 nuevos casos diarios.

En los últimos días, el viceministro polaco de Sanidad, Waldemar Kraska, anticipó que es «prácticamente inevitable» que se vuelvan a imponer restricciones en todo el país. Aunque aún no se conoce el alcance de estas medidas, planteó que incluirán una reducción del aforo permitido en tiendas, locales de hostelería y lugares públicos cerrados y que entrarán en vigor a comienzos de diciembre.

Actualmente, en Polonia se permite una ocupación del 75 por ciento de las butacas de cines, teatros y espectáculos en lugares cerrados y un aforo de una persona por cada 10 metros cuadrados de superficie en bares, restaurantes y tiendas.

Además, está aconsejado mantener una distancia de seguridad de un metro y medio entre personas y es obligatorio el uso de mascarilla en transportes públicos y locales públicos cerrados.

En cuanto a la situación de los internados, permanecen hospitalizadas con covid 19.087 personas, de las cuales 1657 requieren ventilación. La ocupación de las camas equipadas para pacientes covid es del 80 por ciento y están en uso el 73 por ciento de los ventiladores disponibles.

Hace dos semanas, el número de pacientes ingresados por covid en el país, donde apenas la mitad de la población ha recibido la pauta de vacunación completa, era un 58 por ciento menor.

A pesar de los esfuerzos del Gobierno por animar a la población a vacunarse, inclusive con una lotería estatal que sortea coches y dinero entre quienes reciben el pinchazo, proliferan los grupos antivacunas y se han producido actos vandálicos contra centros de vacunación.

Hasta la fecha, en Polonia se han registrado más de 3,4 millones de infecciones por covid y se han certificado 81.688 muertes.

Página/12

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *