Coronavirus y el retroceso a una etapa de restricciones

A partir de las 00,00 horas de este sábado 22 de mayo, Salto, la provincia de Buenos Aires y prácticamente el país todo, retornará a una etapa de restricciones como último recurso para frenar el ascenso de la curva de contagios que ya ha saturado el sistema de salud de algunos distritos y amenaza seriamente a los restantes.
Salto, ubicado epidemiológicamente en fase 3, presenta hoy un crecimiento de contagios más que preocupante. Del 19 al 21 de abril pasado, el número de nuevos contagios fue de 49, a un promedio de 16,3 casos por día. Treinta dias después, del 19 al 21 de mayo, el total de nuevos contagios fue 125, lo que lleva el promedio a 41,66 casos diarios y en ascenso. Es evidente que con este índice de contagios el sistema de salud colapsará a muy corto plazo, como ya les ocurrió a muchos otros distritos, algunos incluso con sistemas de salud más sólidos que el de Salto, si es que la cantidad de camas tiene que ver con la solidez del sistema.
El gobierno municipal que encabeza el Dr. Ricardo Alessandro, comunicó esta tarde su plena adhesión a las medidas restrictivas anunciadas ayer por el presidente Alberto Fernández y ratificadas hoy en la provincia de Buenos Aires por el gobernador Axel Kicillof.
Circulación sólo entre las 06,00 y 18,00 horas, salvo para el personal esencial en cumplimiento de su función.
*Suspensión de actividades sociales, recreativas, económicas, religiosas, deportivas y educativas que se realicen con presencialidad.
*Sólo podrán permanecer abiertos los comercios esenciales cumpliendo los protocolos de prevención y dentro del horario establecido, salvo Estaciones de Servicio y Farmacias de Turno.
*La modalidad Delivery podrá funcionar hasta las 23,00 horas.
Las áreas de Salud, Educación, Comercio y Seguridad, ofrecerán este sábado mayores detalles acerca de su operatoria para los nueve días en que regirán las restricciones.
Que baje el nivel de contagios, depende del estricto cumplimiento de todas estas medidas. Si algunos no toman conciencia, no las respetan y fallan los controles, entonces todo será inútil.
Lamentablemente hay en el país una oposición política que se aferra al «mientras peor, mejor», hacen todo lo posible para que al gobierno le vaya mal, aunque ello signifique la muerte de miles de personas. Fueron anti cuarentena, anti-vacunas, anti-barbijos, quemaban barbijos en Plaza de Mayo y decían que la vacuna era veneno. Lo repitieron los grandes medios de comunicación y gracias a ello todavía hay gente reticente a la vacuna, personas que no usan barbijo porque se sienten inmunes, mientras tanto en Salto tenemos más de 70 muertos por coronavirus y en el país más de 70.000.
Está en nosotros, ciudadanos, frenar la curva ascendente de los contagios. Aquel que no se cuida tampoco cuida a sus semejantes. El que quiera seguir organizando y participando de fiestas clandestinas, quizá lo pueda hacer, pero alguna vez tendrá que rendir cuentas, si no es ante la Justicia, será ante la sociedad, ante sus hijos o ante su conciencia.
Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *