Baja de contagios en el conurbano y alza en el interior

Son los municipios de Adolfo Alsina, Alberti, Coronel Suárez, Pergamino y San Pedro. En total, en la provincia de Buenos Aires hay 59 distritos en Fase 2.

El Gobierno bonaerense advirtió que se frenó la ralentización en la caída de los casos de coronavirus que se venía dando en las últimas semanas en la provincia de Buenos Aires y alertó sobre un aumento de contagios en el interior provincial.

En una conferencia realizada en la Casa de Gobierno bonaerense junto al ministro de Salud, Daniel Gollan, y el jefe de gabinete de la provincia, Carlos Bianco, reveló que los municipios de Adolfo Alsina, Alberti, Coronel Suárez, Pergamino y San Pedro, pasarán a fase 2 dada la situación epidemiológica que atraviesan.

«Ante la gravedad que detectamos con algunos intendentes del Interior, decidimos sacar una resolución el sábado pasando algunos distritos a fase 2, la fase con mayores cuidados, porque se cumplen los dos criterios que establece el DNU (287, vigente hasta el viernes 21 de mayo próximo): incidencia de casos en los últimos 14 días y ocupación de camas de terapia intensiva mayor al 80 por ciento», señaló Bianco.

Sobre este punto, el funcionario añadió que «un solo distrito pasa de Fase 3 a 4 y es San Cayetano», mientras que «Bahía Blanca pasó de fase 2 a fase 3» y «14 comunas pasan a fase 3», en alusión a Arrecifes, Ayacucho, Capitán Sarmiento, General Guido, General Madariaga, General Pinto, General Viamonte, Guaminí, Laprida, Lezama, Lobos, Patagones, Pellegrini y Ramallo. Hoy 59 municipios están en fase 2, 66 en fase 3 y 10 en fase 4.

En cuanto a las medidas a implementar, desde el gobierno de Axel Kicillof apuestan a «la continuidad del esquema actual de medidas de cuidado, intensificando los controles para que las mismas se cumplan de manera estricta». Por la tarde, Bianco se sumará a la reunión en Casa de Gobierno convocada por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, ante el vencimiento el próximo viernes del último DNU que estableció restricciones.

Por su parte, Gollan detalló que hace cinco semanas se registraron 11.740 casos semanales promedio diarios, un número «muy por encima del pico del año pasado; luego se tomaron las medidas y comenzó a bajar» pero indicó que «veniamos con un descenso que a la fecha se ha detenido».

Según precisó, en las dos últimas semanas de mayo «el total aumentó unos 300 casos», lo que muestra «una inflexión hacia arriba», y explicó que «la diferencia es que hubo más casos en el interior y menos en el conurbano».

En este contexto, Gollan remarcó que se continúa «con un ritmo de vacunación muy importante, con expectativa para estos 25 días de una dimensión importantísima», y dijo que la provincia contará «por lo menos con unas 3 millones de dosis» para ir completando las dosis aplicadas de AstraZeneca, y de los esquemas de Sinopharm y Spuntnik V, lo que «permitirá hacer un avance trascendental».

Durante la conferencia, el ministro destacó que la vacunación «ha comenzando a dar sus resultados», ya que durante el 2020 los mayores de 70 años que fallecían llegaban al 30,20 por ciento y ahora es la mitad, con un promedio en lo que va del año de 16,62 por ciento.

Hasta el momento, en la provincia de Buenos Aires se registraron 1.448.377 contagios de COVID-19 y 36.815 muertes. En lo que respecta a la campaña de vacunación, el distrito aplicó un total de 4.012.299 dosis (3.228.595 del primer componente y 783.704 del segundo).

Página/12

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *