Bajaron los casos de coronavirus en las jurisdicciones con alerta epidemiológica

El promedio de casos diarios de coronavirus disminuyó esta semana respecto de la anterior en todas las jurisdicciones bajo Alerta Epidemiológica, el nivel en el que se aplican las restricciones más severas, y los partidos bonaerenses del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) lideraron esa baja con 28%, seguidos por los mendocinos (-25%), la Ciudad de Buenos Aires (-19%) y dos departamentos de Santa Fe (-11%).

«En AMBA (sin Ciudad de Buenos Aires) los casos diarios de esta semana representan un 72% respecto a la semana anterior, es decir, que descendieron un 28%», detalló a Télam la docente e investigadora Soledad Retamar.

En situación de alerta epidemiológica, el nivel más alto de la escala según la cantidad de contagios y de camas de terapia intensiva en uso, estarán hasta el 21 de mayo todos los partidos del conurbano bonaerense, la Ciudad de Buenos Aires, las ciudades mendocinas de Godoy Cruz, Luján de Cuyo, Guaymallén, Las Heras y Maipú, incluida la capital de Mendoza, y las santafesinas de Rosario y San Lorenzo.

El resto de las categorías sanitarias en las que están clasificados los departamentos y localidades de la Argentina son bajo riesgo, medio riesgo y alto riesgo, lo cual tiene un correlato en el tipo de disposiciones y medidas restrictivas que se aplican.

De acuerdo a la cantidad de contagios acumulados en 14 días, los municipios del conurbano también registraron una disminución al pasar de 132.878 casos en el período del 6 al 19 de abril a 103.184 en el del 20 de abril al 3 de mayo, describió Retamar, quien integra el Grupo de Investigación en Bases de Datos (GIBD) de la Facultad Regional Concepción del Uruguay, dependiente de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN).

Provincia de Buenos Aires

En este caso, 41 distritos se encuentran en fase 2, con suspensión de clases presenciales, restricciones de horarios comerciales y de circulación nocturna; en tanto que 57 se ubican en fase 3 y 37 en fase 4.

Según el último Boletín Oficial, los distritos en fase 2 son Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Berisso, Bolívar, Carmen de Areco, Castelli, Chacabuco, Ensenada, Escobar, Esteban Echeverría, Ezeiza y Florencio Varela.

En el mismo nivel están General Las Heras, General Rodríguez, General San Martín, General Villegas, Hurlingham, Ituzaingó, José C. Paz, La Matanza, La Plata, Lanús, Lomas de Zamora, Luján, Malvinas Argentinas, Marcos Paz, Merlo, Moreno, Morón, Pilar, Presidente Perón, Quilmes, San Fernando, San Isidro, San Miguel, San Vicente, Tigre, Tres de Febrero, Vicente López y Zárate.

Además del DNU nacional emitido hace una semana con las medidas que se extenderán hasta el 21 de mayo, al que adhirió el Gobierno bonaerense, la provincia estableció un sistema de fases para implementar restricciones en los que faculta a los intendentes a pedir medidas adicionales a la fase en que se encuentran.

Por eso, junto a los 41 municipios en Fase 2, hay casi una decena más que si bien no están en esas condiciones, resolvieron suspender la presencialidad de las clases o el cierre de comercios a las 18 para evitar la circulación.

Hasta el viernes, la ocupación de las camas de terapia intensiva en los municipios de provincia que conforman el AMBA era del 74,55% (1.431 con pacientes con Covid-19 confirmado).

Ciudad de Buenos Aires

Por su parte, el descenso del promedio de casos diarios respecto de la semana anterior fue del 19%; y si se analiza el total de casos de los últimos 14 días respecto de los 14 previos también hay una disminución ya que bajaron de 19.190 en el período del 6 al 19 de abril a 16.757 del 20 de abril al 3 de mayo.

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, señaló este viernes que esa reducción es insuficiente porque, dijo: «Necesitamos hacer descender la curva, tenemos que volver a valores intermedios de entre 350 y 700 casos diarios en la Ciudad de Buenos Aires» frente a los 2.200 promedio por día actuales.

«Las medidas que se propusieron (por parte del Gobierno nacional) están siendo bien cumplidas, los casos están bajando y necesitamos sostener ese descenso para dar más tiempo a que se liberen las terapias intensivas», indicó el ministro y sostuvo que en estos días comenzó a verse una baja del porcentaje de uso de las camas de cuidados intensivos en la jurisdicción.

El reporte sanitario emitido este sábado informó que la ocupación de camas UTI en el sistema público de salud porteño es del 81,4%, un punto arriba del 80,4% divulgado ayer, aunque se ubica por encima del 96% en el sector privado, lo que indica la tensión que vive el sistema sanitario.

Mendoza

En los departamentos en la categoría de alerta epidemiológica «el promedio de casos diarios de esta semana bajó un 25% respecto de la anterior y si se toma en cuenta el total de casos de los últimos 14 días respecto de los 14 previos también hubo un descenso de 6.997 casos en el período del 6 al 19 de abril a 5.228 del 20 de abril al 3 de mayo», describió Retamar.

Mendoza (al igual que la Ciudad de Buenos Aires) sostuvo la presencialidad en niveles obligatorios de educación pero mantiene vigentes las restricciones horarias para la circulación (23.30 a 5.30) y las compras según terminación del Documento Nacional de Identidad (DNI) y protocolos sanitarios.

La ocupación de camas de terapia intensiva es cercana al 91,15% en todo el territorio mendocino y en el Gran Mendoza alcanzó el 94,86%, de acuerdo al último informe de la cartera de Salud local.

Santa Fe

Los departamentos en alerta epidemiológica son Rosario y San Lorenzo (Gran Rosario). «Aquí la disminución del promedio de casos diarios es del 11% respecto de la semana anterior; pero si se contempla la suma de casos de los últimos 14 días ese descenso todavía no se percibe», explicó Retamar.

La docente informó que la suma de casos del periodo del 20 de abril al 3 de mayo fue de 10.656 contra 10.360 del 6 al 19 de abril.

Un vocero del Ministerio de Salud provincial indicó a Télam que la ocupación de camas de unidades de terapia intensiva (UTI) en Rosario alcanzó el jueves el 91% en los sectores públicos y privados, mientras que San Lorenzo no posee ese nivel de complejidad sanitaria.

Ninguna de las dos ciudades cabeceras de ambos departamentos dispuso medidas restrictivas extra a las establecidas en el DNU nacional al que adhirió la provincia, que las declara en situación de alerta epidemiológica, informaron ambas intendencias.

 

El gobernador Omar Perotti adhirió a la suspensión de clases presenciales en Rosario y San Lorenzo pero lo hizo de modo parcial, por cinco días, hasta este viernes.

Paralelamente pidió por nota a la Jefatura de Gabinete una revisión de los parámetros sanitarios que ubican a Rosario y San Lorenzo en situación de «alerta», puesto que las camas ocupadas en esa ciudad atienden a personas de otros departamentos.

Télam

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *