Argentina ya es integrante del Banco Asiático de Inversión en Infraestructura

En la ceremonia de ingreso, participó el Embajador argentino en China, Sabino Vaca Narvaja, quien fue recibido por el presidente de la organización multilateral, Jin Liqun y el vicepresidente y secretario corporativo, Danny Alexander.

El BAII fue establecido en 2016 como institución financiera multilateral con China como principal accionista, pero también con participación de India, Rusia, Alemania, República de Corea, Australia, Francia, Indonesia, , Reino Unido, Turquía, Italia y Arabia Saudita, cuyas participaciones accionarias van desde el 26,6% de China, hasta el 2,46% del país saudita.

El ingreso de Argentina fue aprobado el año pasado por el Congreso argentino, y ya tiene trabajando en su plantel a un argentino, el economista Andrés Pizarro, quien ingresó por concurso en la división de infraestructura para el transporte.

Esta institución financiera multilateral con sede en Beijing, que comenzó a operar en 2016, cuenta con una estructura en la que tanto su junta de directores como la distribución de los votos entre accionistas es altamente representativa a pesar de ser la República Popular de China su principal accionista.

Para el Lic. en Sociología por la UBA y especialista en Estudios en China contemporánea, Nicolás Canosa, el BAII representa para Argentina “una nueva fuente multilateral de financiamiento para sectores estratégicos como la infraestructura, digital, energía, finanzas, telecomunicaciones, rurales, transporte, urbanización, hídricos, entre otros. También, puede ser considerado el programa de préstamos especiales de recuperación frente al Covid-19, que involucra acciones como apoyo fiscal y financiero a sectores PYMES o al sistema de salud pública.”

Membresía

Una vez realizado el aporte pertinente, a cargo del Banco Central de la República Argentina, nuestro país se sumará a la lista de miembros no regionales, lo que posibilitará acceder a una nueva fuente multilateral de financiamiento para sectores estratégicos como la infraestructura, digital, energía, finanzas, telecomunicaciones, rurales, transporte, urbanización, hídricos, entre otros.

También, puede ser considerado el programa de préstamos especiales de recuperación frente al Covid-19, que involucra acciones como apoyo fiscal y financiero a sectores PYMES o al sistema de salud pública.

Nueva Ruta de la Seda

Este hecho puede ser visto como un dato más en la consolidación de las relaciones bilaterales con China. Sin embargo, es importante marcar algunas diferencias del ingreso al BAII con, por ejemplo, lo que sería formar parte de la Iniciativa la Franja y la Ruta (conocida como Nueva Ruta de la Seda).

El organismo multilateral, por la composición de su junta, y por el espíritu con el que fue creado, se parece mucho más a entidades como el Banco Iberoamericano de Desarrollo (BID), que a la propuesta presentada por el Presidente Xi Jinping en 2013. (InfoGEI)Jd

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *