Mueren siete ancianos tras recibir la primera dosis de la vacuna Pfizer contra el covid-19

La Residencia El Salvador, en el municipio de Lagartera, en la provincia de Toledo a poco más de 150 kilómetros de Madrid, está viviendo una situación dramática en el marco de la pandemia de coronavirus, que recuerda a lo vivido en este tipo de centros durante la primera ola en España, todo ello después de que sus residentes hubieran recibido la primera dosis de la vacuna contra el covid-19.

Según el cable de Sputnik, en este geriátrico, gestionado por la organización sin fines de lucro “Mensajeros de la Paz”, siete internos han fallecido en los últimos días. Del resto de residentes, 71 en total, todos excepto uno están infectados por el SARS-CoV-2. Cuatro de ellos, además, se encuentran hospitalizados.

El pasado 13 de enero, tanto los residentes como los trabajadores de este centro recibieron la primera dosis de la vacuna de Pfizer. A los seis días, el 19 de enero, comenzaron a manifestarse los primeros síntomas en diez de los ancianos, pero en un primer momento se atribuyó a los efectos secundarios del fármaco.

Dos días después, el 21 de enero, cuando creció el número de afectados, se decidió aislar a todos los internos en sus habitaciones, siguiendo el plan de contingencia contra el Covid. Tras comunicar la situación a las familias se procedió a realizar pruebas PCR, que dieron como resultado el positivo de todos los residentes salvo uno.

Además, días antes, también los trabajadores comenzaron a mostrar síntomas. Actualmente, los 33 empleados del centro evolucionan positivamente, pero no se incorporarán a sus puestos de trabajo hasta presentar una PCR negativa.

Tragedia que se repite

La tragedia ha sucedido después de que este centro de Lagartera consiguiera permanecer libre de covid durante las dos primeras olas, mientras que, sobre todo en la primera, el virus hizo estragos en los geriátricos, que albergan la población más vulnerable al nuevo coronavirus.

Este lamentable hecho se suma al ocurrido en Noruega el pasado 17 de enero cuando la agencia de drogas de Noruega registró 23 muertes «asociadas con la vacunación contra el Covid» de Pfizer-BioNtech, luego de que alertaran sobre los riesgos de la aplicación en los mayores de 80 años y pacientes con enfermedades terminales. (InfoGEI)Jd

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *