Un año para el olvido que sin embargo será inolvidable

Seguramente a la mayoría de las personas les pase lo mismo, nunca antes deseamos tan fervientemente la finalización de un año, como lo hacemos con este 2020 cuya última semana ya estamos transitando.
La pandemia de coronavirus, con sus más de dos millones de muertos en el mundo, es la mayor catástrofe global de los últimos cien años, después de la segunda guerra mundial, (1939-1945), incluso en Estados Unidos de Norteamérica, el Covid 19 causó más muertes que el conflicto armado al que hacemos referencia, que por otra parte duró seis años, aunque el gran país del Norte ingresó a la contienda recién el 8 de diciembre de 1941.
En Argentina, con más de 42.000 muertos, la pandemia superó ampliamente todas las anteriores calamidades, incluso los 30.000 muertos-desaparecidos de la dictadura militar.
Las diez semanas que duró la guerra de Malvinas, causó alrededor de 650 bajas en las tropas nacionales y una cifra similar o algo mayor de fallecimientos posteriores a consecuencia de las secuelas físicas y psíquicas que dejó el conflicto bélico.
Y mucho más cerca, en nuestro distrito de Salto, la pandemia se llevó 36 vidas, según el reporte epidemiológico del día 21 de diciembre, aunque seguramente son varios más, ya que hubo  personas que fallecieron con síntomas pero sin positivo de laboratorio, por lo que no fueron considerados Covid.
Si a la pérdida de vidas, se le suman los efectos colaterales que en el país y en el mundo trajo aparejado esta pandemia, se entiende por qué 2020 es un año para el olvido, aunque muy a pesar nuestro, quedará por siempre en el recuerdo de las actuales generaciones.
Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *