Mujeres Agropecuarias en Lucha respaldan el Proyecto Artigas

Lucy de Cornelis y otras referentes del espacio que resistió en los ‘90 difundió un documento en el que recordaron el rol que tuvo Dolores Etchevehere en un encuentro del ‘95 en La Pampa. Reivindican la lucha por la agroecología.

Las fundadoras del Movimiento de Mujeres Agropecuarias en Lucha salieron a respaldar el Proyecto Artigas que en Entre Ríos es víctima de un ataque patotero por parte de sectores terratenientes. Esa organización, con especial incidencia en nuestra provincia, reafirmó sus posicionamientos. En el documento, además, relataron una anécdota del año ‘95 en la que está involucrada Dolores Etchevehere, dando apoyo a las Mujeres que habían sido encerradas de madrugada por funcionarios del gobierno pampeano.

Lucy de Cornelis, Ana Galmarini y Ana Riveiro difundieron junto a otras compañeras un documento en el que “apoyamos, acompañamos y participamos de la lucha” de Dolores Etchevehere y el Proyecto Artigas de Entre Ríos, “que en estos momentos urgentes sufre presiones y violencias por parte de una poderosísima red mafiosa y patriarcal, integrada por familiares de Dolores y el poder político y judicial asociado a negocios turbios y al narcotráfico”.

“Repudiamos la violencia ejercida y solicitamos se mantenga constante protección y acciones para hacer deponer estas actitudes, que ponen en peligro a quienes se encuentran en la Estancia Casa Nueva. En consonancia con el modo que Dolores eligió para hacer valer sus derechos sobre la tierra que le pertenece, queremos que caiga el peso de la ley sobre los responsables de estas violencias”, señala el comunicado de prensa de ese sector.

El documento añade: “Apoyamos el proyecto agroecológico que propone Dolores Etchevehere y las organizaciones que la acompañan, para trabajar de una manera sostenible, que se opone a la lógica del lucro de los agronegocios, la explotación de lxs trabajadorxs, la concentración de la tierra, el negocio de los fuegos intencionales que asolan diversas partes del país y el envenenamiento de poblaciones enteras por el uso de agrotóxicos, entre tantos otros problemas”.

“Apoyamos el Proyecto Artigas porque propone un cambio en la manera de vincularse con la tierra -memoria de las enseñanzas de nuestros pueblos originarios-, que apunta al cuidado de la salud humana, el ambiente, y la biodiversidad. Este modelo agroecológico y comunitario, que protege la soberanía alimentaria y devuelve a miles de chacarerxs la posibilidad de trabajar al democratizar el acceso a la tierra, cuida a quienes producen y también a quienes se alimentan con el fruto de ese trabajo”, aseveran las Mujeres.

Añade que “esta forma de concebir la producción es coincidente con la que el Movimiento de Mujeres Agropecuarias en Lucha proponía hace 25 años, cuando se enfrentó a las mafias y poderes de turno, que no difieren de las actuales. Lo que propone el proyecto Artigas también era parte de nuestras consignas, y lo sigue siendo”.

“Como Dolores y quienes la acompañan, nosotras luchamos por nuestros derechos sin violencia, y paralizamos miles de ejecuciones a lo largo y ancho del país cantando el Himno Nacional, rezando y con la bandera argentina en nuestras manos. Lo hicimos unidas y con la valentía y el coraje que como mujeres supimos tener para salvar la soberanía alimentaria y las tierras argentinas, que en pleno menemismo estaban, como hoy, en la mira de compradores extranjeros”, señala el documento.

Anécdota y apoyo

Mujeres Insisten: “Acompañamos esta lucha contra la usura y la explotación, la depredación y el empobrecimiento de miles de personas, por la justicia social y la defensa de los derechos humanos. Acompañamos por el apoyo que recibimos por parte de Dolores, que en junio de 1995, apenas unos meses después nuestra primera y espontánea asamblea de mujeres, viajó a La Pampa a fin de entrevistar para la revista Para Ti a Lucy de Cornelis, presidenta del movimiento, junto a las demás compañeras”.

Recuerdan que el día 22 de junio a las 19 horas debían reunirse con los ministros de Economía, Ernesto Franco; y de Asuntos Agrarios; Carlos Medrano, junto a autoridades del Banco de La Pampa, para tratar el petitorio que días antes habían entregado al gobernador Rubén Marín. “Dolores nos acompañó, nos apoyó y golpeó el despacho solicitando que nos dejaran salir, dado que ya eran las tres de la mañana y nos habían encerrado, con la puerta bajo llave, para que no diéramos información a la prensa, que esperaba afuera el resultado del encuentro”.

“Ese gesto acompaña nuestra memoria y nos une en el presente, más que nunca”, señalan las Mujeres. “Apoyamos su resistencia, y aunque la pandemia impida nuestra presencia efectiva en la Estancia Casa Nueva, sepan que allí estaríamos todas las mujeres, junto a ustedes, defendiendo a Dolores Etchevehere y el Proyecto Artigas, contra la mafia violenta y organizada y en favor de la justicia social, contra el hambre, la pobreza y la humillación”.

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *