La Asociación de Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino – ENAC – apoya la urgente, y necesaria, reforma judicial.

Desde la Asociación de Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino – ENAC – apoyamos el proyecto de ley de la reforma judicial, entendiendo que esta, es una necesaria respuesta a las demandas de la sociedad toda, y no de un solo sector político. Reconocemos que se trata de una transformación postergada desde la Reforma Constitucional de 1994, lo cual ha generado graves falencias e inequidades que se repiten desde hace décadas en el poder judicial, tal como lo conocemos actualmente.

Necesitamos reformular un sistema vetusto, de privilegios y arbitrariedades, que no tienen más espacio en una sociedad moderna e igualitaria. A la hora de concebir un proyecto nacional con inclusión, movilidad y justicia social estos cambios superadores son necesarios.

En la defensa de estos valores, y desde el convencimiento de que es urgente y necesaria una democratización de la justicia para consolidar una institución amplia y transparente, entendemos que debe sanearse dicha estructura para que puedan acceder aquellos nuevos miembros por su trayectoria y capacidad profesional, y no por su pertenencia a un núcleo de poder enquistado de la aristocracia más rancia de nuestro país.

También lo consideramos en beneficio de las víctimas y de los acusados, para que los procesos judiciales puedan realizarse con la celeridad necesaria, y lejos de toda arbitrariedad. Este sistema que ha quedado probadamente obsoleto, y carente de credibilidad por parte de la sociedad en su conjunto.

A su vez, como organización PYME, nos sentimos víctimas de un sistema judicial que no le ha dado certero remedio a los problemas que nuestras empresas enfrentan en el mercado.

Es por eso que buscamos una justicia federal competente y activa, para defender y salvaguardar el derecho de defensa de la competencia. Una justicia federal civil y comercial que termine con la concentración económica de los oligopolios que:

1) fijan precios de referencia que no tienen relación con los costos de producción;

2) segmentan el mercado nacional con acuerdos espurios de “no competir” y así el mercado nacional queda parcelado en un mosaico de cotos de caza de los rentistas del oligopolio;

3) concretan acuerdos verticales de NO competir, prohibiendo así la oferta de proveedores;

4) boicotean concertadamente licitaciones públicas para que el Estado deba bajar los precios y flexibilizar los pliegos de condiciones;

5) acuerdan precios mínimos de referencia cuyo único propósito es la restricción de la oferta, lo que impide a las PYMEs adquirir más insumos para poder competir mejor.

Los empresarios pymes ARGENTINOS debemos llevar a cabo nuestra actividad ante INSOPORTABLES MONOPOLIOS y OLIGOPOLIOS INDUSTRIALES, COMERCIALES y FINANCIEROS que exprimen nuestros ingresos, como el de nuestros trabajadores, de manera injusta, desleal, ilegítima, vil y usurera, aún en épocas de pandemia, mientras el Poder Judicial mira para otro lado.

Entendemos que esta es una discusión válida para dotar a la justicia nacional de las herramientas que favorezcan un mercado donde las PYMEs -las empresas responsables de las mayor empleabilidad laboral en Argentina- podamos competir merced a una puja de precios transparente y condiciones de competencia.

Invitamos a la oposición a dar un debate serio y enriquecedor, carente de mezquindades y chicanas, y que no obedezca a los intereses de un reducido grupo de interés, y que esté a la altura de lo que sus propios votantes esperan de ustedes, en un tema de tan vital importancia para la democracia y para toda la sociedad.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *