En el transcurso del 2020 se registraron 100 casos de violencia hacia el colectivo LGBTIQ+

A partir del seguimiento realizado por el Observatorio “Mujeres, Disidencias, Derechos”, se relevaron 100 hechos de violencia hacia el colectivo LGBTIQ+ en lo que va de este año, desde el 1 de enero hasta el 28 de junio, entre los que se diferenciaron: “56 ataques de odio, cuatro crímenes de odio, y 40 travesticidios sociales”.

En el marco del Día Internacional del Orgullo LGBTIQ+, celebrado este 28 de junio, el Observatorio de la organización feminista MuMaLa difundió el resultado de un registro nacional de casos de violencia hacia este colectivo, elaborado a partir de la recolección de noticias de medios de comunicación gráficos y digitales y de reportes de organizaciones.

Es así que a partir del seguimiento realizado por el Observatorio “Mujeres, Disidencias, Derechos”, se relevaron 100 hechos de violencia hacia el colectivo LGBTIQ+ en lo que va de este año, desde el 1 de enero hasta el 28 de junio, entre los que se diferenciaron: “56 ataques de odio, cuatro crímenes de odio, y 40 travesticidios sociales”.

En cuanto a las identidades de las víctimas de ataque de odio, el informe especificó que 48 por ciento se perciben como travestis y mujeres trans; el 31 por ciento son gays y/o maricas; el doce por ciento como lesbianas; el cinco por ciento varones trans, un dos por ciento de no binaries y dos por ciento de otras elecciones.

Acerca de los tipos de violencia ejercidos, según la Ley de Protección Integral de las Mujeres 26.485, el relevamiento da cuenta que en mayor número fue la psicológica (84 por ciento); le siguió la física (52), simbólica (26); económica (21), y por último, sexual (4).

Asimismo, se registró que el 76 por ciento de las víctimas sufrió más de un tipo de violencia; el 43 por ciento requirió atención médica y en el 22 por ciento de los casos se vulneró su identidad auto-percibida.

Al referir la relación con el agresor, se determinó que en un 41 por ciento se trató de desconocidos, mientras que en un 33 por ciento fueron vecinos, compañeros de estudio, compañeros de trabajo, entre otras personas cercanas; y en menor medida, miembros de las fuerzas de seguridad y profesionales de la salud.

También, se puntualizó que los hechos observados tuvieron lugar, en su mayoría en la vía pública (43 por ciento), aunque también se perpetraron dentro de una propiedad privada, en su vivienda, boliche, comercio, institución sanitaria y de seguridad.

 

(InfoGEI) Mg

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *