Langostas K amenazan la actividad agrícola en el litoral y noroeste bonaerense

Por supuesto que el informe de SENASA tiene la seriedad que caracteriza al Organismo, lo demás corre por nuestra cuenta, en alusión a las «bandas kirchneristas» que asolan los campos de los «patriotas autoconvocados»

A fines de mayo, de manera similar a lo ocurrido en los años 2019 y 2017, se produjo una nueva invasión de langostas a la Argentina. Las mangas ingresaron desde Paraguay.
El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) emitió el primer alerta el 11 de mayo, tras recibir un aviso de su par paraguayo, el Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (Senave),
informando sobre una manga que volaba con dirección sur hacia la frontera argentina. Los equipos del Centro Regional Chaco Formosa del Senasa intensificaron las tareas de vigilancia y la sensibilización del área de frontera. La plaga finalmente ingresó el 21 de mayo y tras estar unos días en Formosa, volvió a Paraguay, para reingresar finalmente a territorio argentino el 28 de mayo. La langosta es una plaga migratoria, que no reconoce límites ni fronteras y, puede, en un día, trasladarse hasta 150 kilómetros y, por ejemplo, cruzar de una provincia a otra, o incluso de un país a otro en muy pocas horas. Así, el reingresó a nuestro país de la plaga ocurrió por el Departamento Pilagás, en el este de Formosa, y desde allí continuó avanzando hacia Chaco, Santa Fe, debido al viento norte, y según lo pronosticado por el Senasa el día viernes 19 de junio, cruzó el río Paraná, ingresando a la provincia de Corrientes, donde se encuentra actualmente y en cercanías a la provincia de Entre Ríos.
La manga ya se ha desplazado más de 1000 km desde Paraguay y, si bien es una plaga rural, se convierte en urbana llegando a pueblos y ciudades. No obstante, es necesario destacar que es un insecto que no afecta a la salud de
las personas ni de los animales, ya que solo se alimenta de material vegetal y no es vector de ningún tipo de enfermedad. Puede afectar a la actividad agrícola en forma directa y a la actividad ganadera de forma indirecta, alimentándose de los recursos forrajeros y producir daños, también, en la vegetación nativa. Asi, ante la contingencia actual y en el marco de la emergencia fitosanitaria vigente, el Organismo se encuentra coordinando las tareas de monitoreo constante, seguimiento de la manga y definición de momentos oportunos de control, que resulta muy complejo por varios factores. Sumado a su gran capacidad de vuelo, el rango de tiempo en los que se pueden ejecutar los tratamientos es muy breve y suele darse en lugares de difícil acceso. Las mangas se desplazan durante todo el día y se asientan hacia la tarde noche, ya con poca visibilidad.
Para acceder al Manual de Procedimientos Generales para el control de la plaga Langosta sudamericana ingresar en: https://www.argentina.gob.ar/sites/default/files/manual_langosta1_0.pdf

Resumen de informe suministrado por Senasa.-

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *