Un hospital en la villa 31, la propuesta vecinal que cobra fuerza en la pandemia

Los vecinos del barrio pidieron en los últimos meses que se construya un hospital en el polígono de tierra que rodea el barrio y que correspondía a tierras del Estado Nacional hasta que el gobierno de Mauricio Macri los cedió a la Ciudad de Buenos Aires. Hoy allí funciona un supermercado. En tanto, aumenta el reclamo de viandas alimentarias y el acceso al agua sigue sin ser garantizado.

Antes de la pandemia los vecinos de la villa 31 se habían organizado y habían contratado especialistas que diseñaron la construcción del Hospital Mugica que soñaban levantar en el polígono de tierra delimitado por las calles Gendarmería Nacional, Antártida Argentina y Carlos Perette.

Un lugar donde hoy funciona un supermercado y en cuyos alrededores se levanta un banco y un local de comidas rápidas que fue inaugurado con bombos y platillos años pasados bajo la promesa de la generación de empleo.

Pero aquel pedido de los habitantes de la villa 31 que fue desoído por las autoridades porteñas hoy se levanta como una posible solución frente al aumento de casos positivos de Covid-19 en los barrios vulnerables, lo que el titular de la Defensorìa Nº 5, Dr Ramiro Dos Santos Freire define como una “consecuencia del incumplimiento estructural de las pautas de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires al no asegurar una vivienda digna, ni la seguridad alimentaria, ni los servicios públicos”.

Por otra parte, las denuncias por la falta de agua se intensificaron los últimos días con un video donde Ramona, una de las habitantes de la villa 31 -de la manzana 35, casa 79- mostró en las redes sociales la imposibilidad de lavarse las manos y su temor a contraer la enfermedad.

En el medio, hubo testeos donde el Ministerio de Salud de la Nación salió a auxiliar al gobierno porteño a fin de evitar males mayores, pero los vecinos dicen que “no alcanza”, y Ramona hoy está entubada en el hospital Muñiz, peleando contra el virus.

Nacho Levy, de la Garganta Poderosa, denunció hace horas que en la villa 1-11-14, donde ya se confirmaron 254 casos, hay “11 manzanas sin agua desde la tarde de ayer”.

En tanto, la coordinadora de la Cátedra de Ingeniería Comunitaria, María Eva Koutsovitis, puntualizó que “se venció el plazo que la justicia le dio al Gobierno de la Ciudad en la sentencia que lo obliga a garantizar el abastecimiento de agua potable a vecinos y vecinas de barrios populares”, por lo que los habitantes tendrán hoy una asamblea para definir los pasos a seguir.

Actualmente son 972 los casos confirmados de Covid-19 en las villas de la ciudad, según anunció hoy el ministro de Salud porteño Fernán Quirós; y más de 600 corresponden a la Villa 31, que es el barrio vulnerable que concentra el mayor número de diagnósticos positivos, seguido por la 1-11-14 de Flores.

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *