Argentina celebra el Día Nacional del Vino

Es un mundo que abraza a expertos y aficionados. Conviven en él la sofisticación de un sommelier y el disfrute de un amateur que, frente a la góndola, se pierde entre tintos, blancos y rosados. En 2010, el decreto 1800 publicado en el boletín oficial nombró al vino como la bebida nacional y en julio de 2013 una Ley lo ratificó. Desde entonces, cada 24 de noviembre resulta una buena excusa para descorchar una botella y brindar bien alto.

 

Pero, alzar la copa es el final exitoso de un recorrido de elaboración que da inicio en los campos de las 18 provincias productoras que actualmente en el país se dedican al cultivo de vides, la planta de la uva, y que ocupan una superficie plantada total de más de 228 mil hectáreas, desde Salta hasta Río Negro, lo que posiciona a la Argentina en el 5to lugar en la lista de países más productores del mundo.

Actualmente son 18 las provincias que están habilitadas para producirlo y cada vez son más los que se dedican a su elaboración. Desde 2010, y mediante un decreto que se afianzó en 2013 tras convertirse en ley, lo nombraron Bebida Nacional. El dato: Sarmiento, además del aula, también apadrinó al Malbec.

Actualmente, la Bonarda, Criolla Grande, Cabernet Sauvignon, Syrah, Pedro Giménez y Cereza son las variedades de uvas que se elaboran en el país, aunque es el Malbec aquella uva que realza la identidad del producto argentino: un estudio del Observatorio Vitivinícola Argentino midió que, desde 2011 hasta 2020, en el mercado interno, su cosecha creció un 118% y que la exportación de esta variedad tuvo un alza del 97%.

Según un informe del Observatorio Vitivinícola Argentino la superficie cultivada con Malbec «tuvo un crecimiento en el periodo 2012/2021 del 31%», con una variación durante el año pasado con respecto a 2020, que fue también positiva, del 2% en 2021. Traducido a territorio, esto es 46.366 hectáreas de viñedos con Malbec plantado en todo el territorio argentino.

 

Este informe respalda al Malbec como la uva insgnia local y esto se evidencia en el sostenido crecimiento que tuvo a lo largo de los últimos 10 años: en 2012 las hectáreas plantadas con esta vid concentraban el 17% del total cultivado en Argentina, mientras que actualmente, es el 22% del total cultivado.

18 Provincias y contando…

Bien ganada su fama de la tierra del sol y del buen vino, Mendoza, que goza de ese mérito, no es la única provincia que reúne cualidades vitivinícolas en el país. Comparte los laureles de la región Oeste y Noroeste local junto con San Juan, La Rioja, Catamarca, Tucumán, Salta, Santiago del Estero y Jujuy.

 

Enmarcado en los límites de la región central del país, Buenos Aires, La Pampa, Córdoba y San Luis hacen también pertenecen a esta ruta vitivinícola mientras que Misiones, Entre Ríos, y Santa Fe, en la zona del litoral, también se dedican a la elaboración de la bebida nacional, al igual que Río Negro, Neuquén y Chubut, en el sur del país.

 

Daniel Rada, Director del Observatorio Vitivinícola Argentino, conversó con Télam y explicó que hay provincias que tienen condiciones climáticas que facilitan la producción de algunas uvas. «Hay regiones que se adaptan más a distintas variedades, hay climas que permiten la producción de una gama más amplia, La Rioja, por ejemplo, tiene al Torrontés y San Juan, al Cyra».

 

Del total de las vides de Malbec cultivadas en estas provincias, sólo Mendoza concentra el 85% de su plantación, seguido por San Juan con 6%, Salta 4%, La Rioja 2%, Neuquén 1% y las demás provincias que reúnen el 2% restante.

 

Ese cordón productivo, que se extiende al pie de la Cordillera de los Andes a lo largo de 2.400 km, entre los 22º y 42º de Latitud Sur, y se multiplica a lo ancho del país, permite mediante las bondades geográficas de cada región, que el caudal de exportación también se amplifique: actualmente, Argentina envía vino a 127 países en todo el mundo, siendo Estados Unidos, Reino Unido, Brasil y Canadá los mayores importadores.

Telam

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *