Boric realizó seis cambios en el Gabinete tras la derrota en el plebiscito constitucional

El presidente de Chile, Gabriel Boric, realizó seis cambios en su gabinete de Gobierno, con cinco nuevos ministros y un cambio de cargo, tras la derrota en el plebiscito del pasado domingo por la nueva Constitución, donde el rechazo ganó con un contundente 61,86% de los votos.

 

“Los cambios de gabinete siempre son dramáticos en Chile y a este no le ha faltado su dosis. Duele, pero es necesario. Es quizás uno de los momentos políticamente más difíciles que me ha tocado enfrentar”, dijo el presidente después del nombramiento de los nuevos ministros y ministras.

 

En una ceremonia en el Palacio de La Moneda, el mandatario nombró a los nuevos ministros Carolina Tohá (Interior y Seguridad Pública), Ana Lya Uriarte (Secretaría General de la Presidencia), Giorgio Jackson (Desarrollo Social y Familia), Ximena Aguilera (Salud), Diego Pardo (Energía) y Silvia Díaz (Ciencias y Tecnología).

“A quienes entran tienen grandes varias tareas. Necesitamos una nueva coordinación del Gobierno, quiero que en conjunto fortalezcamos la coalición que nos respalda”, remarcó Boric.

Los cambios más importantes fueron la salida de la ministra del Interior Izkia Siches y del ministro Secretario General de la Presidencia de Chile, Giorgio Jackson, que sin embargo se quedará en el Gobierno como ministro de Desarrollo Social y Familia.

Luego del nombramiento de la nueva ministra del Interior, el presidente salió de protocolo y cruzó el patio donde se realizaba el acto para saludar con un abrazo a la Siches, quien se mostró muy emocionada.

«Este cambio de gabinete no es solo protocolar ni para una foto. Aquí cambia también el comité político, que es la conducción de nuestro Gobierno», dijo Boric.

 

El nuevo gabinete «hace suyo el mandato del cambio, de transformación, por el cual llegamos a La Moneda», agregó.

 

La decisión se da después de que la propuesta de nueva Constitución, elaborada con el fin de sustituir la carta magna vigente y uno de los proyectos insignia de Boric, fuera rechazada este domingo en el plebiscito constitucional con 61,87% de los votos, mientras el 38,13% se manifestó a favor del apruebo.

 

«Debemos escuchar la voz del pueblo y caminar junto al pueblo, y eso le pido al gabinete, humildad, convicción para defender el proceso de cambio, enfrentar las desigualdades y las tareas que tenemos», dijo el presidente al respecto.

 

De esta forma, en Chile seguirá vigente por el momento la Constitución de 1980, escrita durante la dictadura cívico-militar de Augusto Pinochet (1973-1990), que tuvo una importante reforma en 2005, durante el Gobierno del presidente Ricardo Lagos (2000-2006).

 

«Hoy se marca un nuevo aire, no ha sido fácil, pero los cambios nunca son fáciles y confío en este equipo para liderar el reencuentro que tenemos que ejercer en Chile con el proceso constituyente y con atender a las demandas», cerró el presidente, quien espera continuar el diálogo con su sector político y comenzarlo con la oposición para poder dar inicio a un nuevo proceso constituyente.

Télam

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.