Avanza la investigación por el ataque a la Vicepresidenta

La justicia federal investiga si el hombre que el jueves por la noche quiso atentar contra la vicepresidenta Cristina Fernández actuó en solitario, estuvo acompañado por otra persona o respondía a órdenes de alguien, informaron fuentes judiciales que confirmaron que el arma utilizada estaba «apta para el disparo».

 

Fernando André Sabag Montiel, nacido en Brasil hace 35 años, es hasta ahora el único imputado en el expediente caratulado «homicidio calificado en grado de tentativa», mientras los investigadores no descartan ninguna hipótesis.

 

Se trata del hombre que en la noche del jueves, cuando la vicepresidenta saludaba a quienes le manifestaban su apoyo en la puerta de su casa, le apuntó a la cabeza con una pistola bersa calibre 32, de uso civil, y gatilló dos veces sin efectuar ningún disparo.

 

Por estas horas, los investigadores intentaban reconstruir el camino completo del imputado hasta que llegó a colocarse a metros de la Senadora, a la vez que, por medio de una batería de pruebas, intentan determinar «si actuó solo o con alguien más».

 

La jueza María Eugenia Capuchetti y el fiscal Carlos Rívolo ya tomaron una treintena de testimonios entre los que se destaca el de la expresidenta Fernández, quien los recibió en su casa y pudo reconstruir los hechos desde su óptica.

 

La investigación judicial comenzó el jueves a las 23. Para entonces la detención del agresor ya había sido efectuada y el arma, que cayó al piso después del atentado fallido, secuestrada por la Policía Federal.

 

Los primeros testigos en declarar fueron los jóvenes que rodeaban a la Vicepresidenta cuando se produjo el hecho y que lograron la «detención civil» del imputado; luego, en tandas, fueron declarando los miembros de la custodia vicepresidencial y los efectivos de la Policía Federal Argentina que trabajaban en la zona.

 

Voceros confirmaron a Telam que «se investigan todas las hipótesis» y las circunstancias en que ocurrieron los hechos, ya que se cuenta con todas las filmaciones de la zona y una gran cantidad de videos de militantes, a la vez que no descartaron que en algún momento se analicen también los errores cometidos por la custodia vicepresidencial.

 

Sabag Montiel rechazó ser defendido por un abogado privado que se presentó en nombre de su familia y eligió la defensa oficial.

 

Capuchetti, Taiano y Rívolo hicieron a primera hora del viernes una inspección ocular en el lugar de los hechos.

 

Según los informes recibidos en la causa, el arma usada por Sabag Montiel, está «apta para disparar» y el imputado se encuentra ubicado en tiempo y espacio por lo que podría prestar declaración indagatoria.

 

En la sede del juzgado se realizó por parte de peritos de la Policía Federal la apertura y extracción de datos del teléfono celular del agresor y ahora esa información deberá ser analizada.

 

Los investigadores dispusieron además que se trace un perfil del agresor a partir de sus redes sociales, para lo que se dio intervención a una unidad fiscal especializada en Delitos Informáticos a cargo del fiscal Horacio Azzolin, y también un perfil económico.

 

En tanto, se realizaron dos allanamientos, uno de ellos a un monoambiente que alquilaba en el partido bonaerense de San Martín donde se encontró un centenar de municiones.

 

Con las cámaras de seguridad en la zona del departamento de la Vicepresidenta se dispuso un «seguimiento y reconstrucción» del recorrido que hizo el acusado hasta que logró llegar a la Vicepresidenta. (InfoGEI) Mg

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.