Alberto Fernández: «Con el gas, tenemos una oportunidad histórica y única como país»

En su primera etapa, la obra permitirá incrementar la capacidad de transporte en 24 millones de metros cúbicos (m3) de gas diarios para reemplazar la importación de combustibles y se extenderá a lo largo de 558 kilómetros con una inversión estimada en US$ 1.500 millones.

La obra conectará la zona de producción de hidrocarburos no convencionales de Vaca Muerta, en la localidad de Tratayén, en Neuquén, y permitirá ampliar un 25% la capacidad del sistema de transporte de gas natural y ayudará a desarrollar la producción creciente en el yacimiento.

 

El Presidente remarcó que el gasoducto es «una obra fundamental», destacó que actualmente se registra un «récord de producción de gas en la historia argentina» y dijo que el país «tiene el insumo central que ha sido declarado por la Unión Europea como energía de transición hacia las energías renovables».

«No queremos que las tarifas en la Argentina estén dolarizadas. Nunca más las tarifas dolarizadas. Tenemos nuestro gas que podemos distribuir y que los argentinos nos paguen en pesos, a precios razonables», sostuvo el primer mandatario durante el acto, en el que destacó que la obra del gasoducto «le hace falta a la Argentina, no al Gobierno de Alberto Fernández».

 

Asimismo, aseguró: «Tenemos un futuro próspero que no debemos desaprovechar y por eso debemos trabajar todos unidos, tanto empresarios, funcionarios y trabajadores».

 

«Tenemos que transformar nuestros recursos en riqueza y desarrollo»

 

En el acto también habló el ministro de Economía, quien coincidió en cuestionar la política energética y la inversión en infraestructura de Cambiemos al señalar que «nos hubiéramos ahorrado la mayoría de los 4.100 millones de dólares que nos costó la guerra si este gasoducto ya se hubiese hecho, porque estarían fluyendo más de 11 millones de metros cúbicos de gas desde Vaca Muerta» y remarcó que «esa es la importancia estratégica de este gasoducto».

 

Massa agregó que «el Estado garantiza que tiene los fondos para sostener esta obra» que «nos va a permitir el año que viene ahorrar 1.300 millones de dólares en importación» y «además significa empleo con casi 10 mil puestos de trabajo».

«Hoy estamos firmando el contrato del primer tramo, esperemos que en no más de 30 días estemos licitando la ingeniería del segundo», dijo.

 

El jefe del Palacio de Hacienda enfatizó que los argentinos «tenemos que transformar nuestros recursos en riqueza y desarrollo», además de remarcar que «la energía es uno de los cuatro grandes jugadores de la economía mundial con la agroindustria, el conocimiento y los minerales».

 

«Nuestro día a día nos impide ver qué está pasando en el mundo», advirtió al hablar en la localidad bonaerense de Salliqueló, en el acto de firma del contrato para la construcción del gasoducto, en referencia a los cortes en el suministro de gas y electricidad en varios países de Europa, en «un escenario que tiene precios para los países».

 

Al respecto, manifestó que «la guerra le está costando a todos los países del mundo en términos económicos y en términos energéticos», y en ese sentido se preguntó «cómo nos hubiese ido si este gasoducto ya estuviese hecho, si esos 11 millones de metros cúbicos por día de mínima hubiesen estado hoy al servicio de los argentinos».

«En estas horas en que se discute la situación de las reservas del Banco Central, quiero contarles cuál ha sido el impacto en esas reservas la importación de energía», continuó, para pasar a referirse a las prioridades fijadas por el presidente Alberto Fernández.

Massa indicó que «entre dejar salir un poco más de reservas o cortar el gas y la luz», el Gobierno tuvo «la decisión de soltar un poquito de reservas, pero garantizar a los argentinos que pudieran tener calefacción, la computadora o las máquinas de las empresas funcionando».

«Era importante que ese crecimiento de la economía y esa generación de empleo no se detuvieran», explicó.

En otro orden, el ministro recordó que la construcción del gasoducto «si financia en parte con el Aporte Solidario Extraordinario de 2020», y que el Estado «garantiza los fondos para sostener la obra».

Télam

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.