Impulsan proyecto de ley de creación del Salario Básico Universal

La propuesta buscar garantizar a los trabajadores de bajos ingresos el cobro de una suma equivalente a la canasta de indigencia de un adulto, de manera que ningún argentino quede sin ingresos para cubrir su alimentación básica.

De aprobarse el proyecto, cobrarían el SBU 7,5 millones de personas, de entre 18 y 64 años. Esta es la franja de la población que aún no tiene asegurado un ingreso mínimo como derecho, algo que sí ya fue legislado para los niños -mediante la Asignación Universal por Hijo– y para los mayores de 65, con las moratorias para jubilarse y la Pensión Universal para el Adulto Mayor.

“Se dice que falta trabajo, y no es así: trabajo sobra, el problema es que el mercado no lo remunera. La discusión es cómo logramos que el mercado lo pague o que el Estado supla esa falencia”, dijo Larroque.

También alertó a la dirigencia política que “cuando se encierra sobre sí misma y deja de mirar a la gente, eso termina mal; ya lo vimos en el 2001“.

Los diputados de Patria Grande, Itaí Hagman, Federico Faggioli y Natalia Zaracho fueron quienes ingresaron este proyecto de ley en el Congreso Nacional. Expresaron su apoyo al proyecto todas las organizaciones de la UTEP y algunas de izquierdas, nucleadas en la Unidad Piquetera.

 

Debate en las bases

Los movimientos sociales vinculados al kirchnerismo, que no integran la UTEP, sumaron su respaldo y anticiparon que llevarán la discusión del proyecto a sus bases. “Hay que llevar esta discusión a los clubes, barrios, comedores comunitarios, guarderías, al campo, discutirlo con los actores para empoderar y para contrarrestar a los medios hegemónicos”.

En tal sentido, el dirigente Eduardo Montes, de Fetraes, planteó en la Legislatura Bonaerense: “Como militantes populares tenemos la tarea de hacer que esta ley sea discutida y madurada desde abajo hacia arriba, de la periferia al centro, y generar una masa crítica que diga por qué, para qué y con qué”.

 

Salario Básico Universal

El salario universal no está propuesto para todas las personas en edad de trabajar, ni para todos los trabajadores, sino para aquellos que estén bajo la línea de indigencia. Entran los desocupados, los informales, los monotributistas sociales, los trabajadores agrarios y las trabajadoras de casas particulares.

Asimismo, los monotributistas de la categoría la A y para los asalariados que no superen su límite (de 38.850 en 2022), a los que el proyecto destina medio salario básico universal.

 

Características del SBU

La iniciativa plantea que el SBU sea compatible con el cobro de la Asignación Universal por Hijo, pero que no se podrá cobrar al mismo tiempo que la Tarjeta Alimentar, ni el Potenciar Trabajo ni la beca Progresar. Serán filtrados quienes tengan un patrimonio o consumo determinados.

Por último, el proyecto fija algunas contraprestaciones, como terminar de cursar los estudios primarios o secundarios, capacitarse en oficios o realizar tareas sociocomunitarias. (InfoGEI)Ap/Jd

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.