Homenaje al sanitarista Floreal Ferrara

Su nieta María Florencia Rojas, organizadora del homenaje, caracterizó al encuentro como «un acto de justicia para que se difunda su obra, porque sufrió un montón la persecución porque se definía peronista y revolucionario y lo han invisibilizado; por eso, es importante difundir su obra, incluso a la academia, donde también fue negado», dijo de quien además de docente y bibliófilo fue ministro de Salud bonaerense en los años 1973 y 1987.

Además del director de la institución, Juan Sasturain, estuvieron presentes, el actual ministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak; el diputado nacional y exministro de Salud de la provincia de Buenos Aires y de la Nación, Daniel Gollan; el director de la escuela de Gobierno en Salud Floreal Ferrara, Mario Rovere y el reconocido médico sanitarista Jorge Rachid.

Por su parte, el nieto economista del homenajeado, Mauro Rojas, reivindicó con cariño el legado de su abuelo: «La salud para él era pensar al Estado, fortalecerlo, pero a la vez nutrirlo del pueblo y construir el Estado desde y por el pueblo», recordó Mauro Rojas, sobre aquello que predicó e implementó su abuelo, el médico cardiólogo especializado en Medicina Social.

El legado de Ferrara

La nieta y el nieto de Ferrara continuaron el legado que impulsó su compañera, Elizabeth Collduana, y lanzaron la página web, florealferrara.com.ar, donde recopilan su obra y manuscritos inéditos. «La idea es que esté abierta a todos los compañeres estudiantes y al público en general», acotaron.

Por su parte, Kreplak, dijo que en su rol de docente utiliza muchos textos de Floreal: «La facultad habla de la atención primaria de la salud como el ideal al que hay que buscar pero luego te forma en absolutamente todo lo contrario todo el tiempo, por eso lo trabajamos a Floreal», afirmó el actual ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, quien llegó a conocer al médico.

Luchar es Salud

Kreplak recordó: «Hay que tener mucha osadía para definir la salud y no hubo mejor definición que la de él: ´La salud no solo es una lucha, sino que luchar es salud´, es una acción performativa, mientras se va luchando, se va haciendo salud».

En tanto, Daniel Gollan, reflexionó sobre qué hubiera pasado si en la provincia de Buenos Aires «todos los centros de atención primaria hubiesen sido Atamdos, con un nivel de atención fuerte y qué pasaría con el sistema, con esa idea como ordenadora».

Batalla cultural

«Floreal dura cuatro meses y 16 días en el Ministerio (de Salud de la provincia de Buenos Aires) y deja el concepto de una herramienta, que necesitamos de una enorme organización social, se trata de una batalla cultural muy fuerte que no la ganas nunca», dijo.

A su vez, Gollan agregó: «Los que vivimos la experiencia del Atamdos, nos cambió la cabeza y nos encontramos con la militancia política que nos llevó a ver la salud desde otro lado». (InfoGEI)Jd

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.