Neba lanzó la primera heladera con freezer bajo mesada argentina

La provincia de Catamarca apuesta fuerte a la producción, no sólo textil. La histórica planta de heladeras y freezer Neba, que pertenecía a Calorex, propietaria de la marca de cocinas Martins, casi cierra en 2019. Fue comprada en 2020, por el Grupo Libson con apoyo del Estado. No sólo triplicó su plantel de trabajadores, sino que lanzó al mercado la única heladera bajo mesada argentina.

El grupo argentino Libson tiene 50 años en el mercado, se dedicaba sólo a fabricar exhibidores y material de punto de venta, además de láminas para el interior de heladeras. En enero de 2020, se hizo cargo de Neba y entró al mundo de la producción de electrodomésticos. Además de la planta catamarqueña, tiene una planta de láminas plásticas y un centro de distribución en General Rodríguez, provincia de Buenos Aires. Desde julio de este año, con una inversión de 300 millones de pesos, comenzó a fabricar cocinas eléctricas y caloventores en su planta de La Tablada. Todo el grupo da trabajo a 550 personas.

Según da cuenta Nueva Rioja, Pablo Libson, dueño de Neba repasó la historia de la empresa: «estaba literalmente destruida, debía 6 quincenas, y el medio aguinaldo de 2019. Nosotros tuvimos que poner a todo el mundo al día y nos hicimos cargo. Tomamos posesión el 2 de enero de 2020, el 2 de marzo salieron las primeras unidades de producción y el 17 hubo que cerrar de nuevo la planta por la pandemia». Empezaron de nuevo, «como el ave fénix», repiten. En menos de un año triplicaron la dotación de personal en el Parque El Pantanillo, de 40 operarios iniciales pasaron a 125.

Heladeras con freezer bajo mesada nacional

Neba Catamarca acaba de lanzar la primera heladera bajo mesada con freezer de fabricación nacional, cuya producción alcanzará este año las 50.000 unidades y proyecta producir 80.000 en 2022, con un 85% de los insumos 100% nacional, y toda la mano de obra nacional, es decir, no es una empresa ensambladora.

Según explicaron sus directivos, la firma procesa la materia prima desde el plástico hasta el interior de la heladera; lo cortan, inyectan, procesan la chapa y fabrican el 100% de la heladera. Sólo el compresor, el termostato y los tubos de refrigeración de aluminio son importados, el resto es todo nacional. Su precio en el mercado, ronda los $50.000 a $55.000.

Si bien la marca Neba nació hace 50 años, es muy conocida en el norte argentino y en muchas provincias, pero este año recién hizo un desembarco fuerte. (InfoGEI)Jd

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *