Chacabuco: Aumento de contagios pero con fiestas clandestinas

El pasado sábado 10, apenas unas horas después que empezaran a cumplirse las medidas de restricción, se dio un hecho insólito en Chacabuco cuando una confitería realizó una fiesta en pleno centro de la ciudad.

El caso generó repudio ya que esa semana la localidad registró la mayor cantidad de contagios de Covid desde el inicio de la pandemia y porque, según denunció un concejal del Frente de Todos, el local sería de la hermana del intendente Víctor Aiola.

En imágenes que se difundieron por las redes sociales se vieron jóvenes afuera del local después del horario permitido y sin respetar las mínimas medidas de distanciamiento.

Según publicó el portal LaPosta, el concejal del Frente de Todos Javier Estévez repudió lo sucedido, y atribuyó la propiedad del negocio a la hermana del intendente, quien se desempeñaba y lo sigue haciendo en la función pública.

“El día sábado por la noche pasadas las 23.30 hs, la conocida confitería ‘Casa Lusardi’, no solo permanecía abierta fuera del horario permitido, sino que allí se juntaron una gran cantidad de jóvenes sin respetar las normas sanitarias dispuestas”, dijo Estévez, presidente del bloque de concejales del Frente de Todos.

Además el concejal recriminó al gobierno que esto suceda después de la reunión que mantuvieron el lunes con funcionarios para acordar el cumplimiento de las medidas. “Me sorprende que después de la reunión mantenida el día viernes, el Intendente le permita a su hermana y cuñado – encargados del local comercial mencionado -no respetar las normativas nacionales, provinciales y locales”, aseguró.

En la noche del 10 de abril del corriente año, se llevó a cabo procedimiento de control, en el local comercial, con nombre de fantasía “CASA LUSARDI”, a raíz de ello se labraron las actuaciones correspondientes para el caso, las cuales serán remitidas al Juzgado de Faltas de Chacabuco, durante la mañana del día lunes próximo.

“No es la primera vez que éste local comercial, infringe la ley, por eso la Justicia de Faltas deberá actuar de manera imparcial, sin especulaciones ni concesiones a los parientes del Intendente”, expresó el concejal, al tiempo que agregó “Sr. Intendente lo vi enojado hablar de privilegios que no deben existir, por eso avísele a sus familiares que respeten las normativas vigentes, de lo contrario actúe como lo haría con cualquier vecino”.

El malestar también lo manifestaron los propietarios de peloteros, salones de fiestas, pubs y boliches porque se supone que ellos no pueden abrir.

Según las autoridades de Chacabuco solo se habría violado una medida municipal, la de cerrar a las 23:30 horas, anunciada por el intendente Víctor Aiola. Por esto apenas le cabría una multa, porque se trata de una contravención, y por eso interviene el Juzgado de Faltas. Pero tampoco se le habría aplicado una multa: porque las medidas que anunció el intendente serían “de palabra” ya que no se conoce ningún decreto que las contenga ni que establezca las sanciones previstas.

En dicho procedimiento actuaron Personal de la Dirección de Tránsito, Defena Civil y Policía Comunal. (InfoGEI) Mg

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *