Comenzó el debate en Diputados sobre la legalización del aborto y se votaría de madrugada

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, estimó que «a las 2.30 de la mañana se puede estar votando» la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo que desde las 11 se debate en el recinto.

De esta forma, Massa confirma que la expectativa es que la sesión termine antes de lo que se estimaba el miércoles, cuando se hablaba de que no concluiría antes de las 6 de la mañana e incluso se especulaba con que continúe durante la tarde.

Mientras tanto, en el recinto los diputados continúan sus exposiciones a favor y en contra del proyecto de ley, paso previo a la posterior votación.

El inicio de la sesión

La Cámara de Diputados protagoniza un debate histórico ya que trata en una sesión especial los proyectos de legalización del aborto y del «Plan de los 1000 días» que establece una protección integral a la mujer embarazada y al niño hasta los primeros tres años de vida, mientras manifestantes de los sectores «verde» y «celeste» se manifiestan en las inmediaciones del Congreso.

La sesión se inició con la presencia de 105 diputados en el recinto y 45 conectados de manera remota.

Al comenzar el plenario, los diputados aceptaron la renuncia de la diputada del Frente de Izquierda Romina Del Plá y se tomó juramento a su reemplazo, el dirigente Juan Carlos Giordano, por el acuerdo de rotar en la banca dispuesto por ese espacio político.

Antes de abrir el debate, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, sostuvo que «no hay diputados antiderechos» y pidió «no perder de vista ni el respeto ni la capacidad de escuchar a los otros».

Tras la votación del proyecto sobre el aborto, se efectuará el tratamiento del «Plan de los 1000 días», que se calcula que se prolongará cuatro o cinco horas, según informaron fuentes parlamentarias.

El proyecto

El dictamen de mayoría emitido por un plenario de comisiones establece que «las mujeres y otras personas con identidades de género con capacidad de gestar» tienen derecho a practicarse un aborto hasta la semana 14 del proceso gestacional.

Los diputados que promueven el aborto legal introdujeron cambios, para facilitar su sanción en el Senado, en lo referido a la objeción de conciencia de las instituciones sanitarias privadas.

En torno a ello se establece que aquellos centros de salud privados o de la seguridad social que no cuenten con profesionales para realizar la interrupción del embarazo por objeción de conciencia deberán prever y disponer la derivación a un lugar de similares características, donde se realice efectivamente la intervención.

Se incorporó además que, para los casos de menores de 16 años que decidan abortar, se requerirá su consentimiento y se procederá conforme lo dispuesto en el artículo 26 del Código Civil y Comercial, que indica que «la persona menor de edad ejerce sus derechos a través de sus representantes legales».

Télam

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *