Covid 19 en Salto: El sistema hospitalario está en su punto de saturación

Hace apenas 48 horas, desde esta misma columna dijimos que en materia de pandemia, Salto estaba en alerta naranja transitando casi inexorablemente hacia el rojo.
Lamentablemente no nos equivocamos, el número de infectados no para de crecer y ya en la noche del viernes, madrugada del sábado, las camas dispuestas para pacientes covid en el Hospital estaban totalmente cubiertas.
Treinta y dos internados en sala general, muchos de ellos con coronavirus confirmados y otros con sintomatología compatible pero aún sin resultado de laboratorio, sobrepasaron la capacidad del ala destinada a pacientes con esta patología, espacio que sólo cuenta con apenas algo más de veinte camas. A ellos hay que sumarle los pacientes con covid que se encuentran en Terapia, de los cuales al menos dos están con asistencia respiratoria mecánica. Todo ello hace un cuadro sumamente complejo porque además, en la otra ala de internación, también hay gente internada aunque con otro tipo de patología, como los dos menores que este sábado alrededor de las 20 horas resultaron con lesiones de distinta consideración en el accidente de tránsito ocurrido en calle A. del Valle y Reconquista.
Como se puede apreciar la situación es más que preocupante y no sólo por los recursos materiales que ya comienzan a ser insuficientes, sino muy especialmente por los recursos humanos, afectados algunos por la misma pandemia y los demás por el agotamiento. Esto es lo más peligroso y lo que mucha gente no entiende.
Para colmo los distritos vecinos, con mayor o menor número de casos, atraviesan una situación similar, Arrecifes está casi desbordado y ya con dos muertes por coronavirus, otro tanto ocurre en Chacabuco, que también tuvo dos fallecimientos y prácticamente se encuentra sin disponibilidad de camas, en Junín los contagios están creciendo a un promedio de cincuenta casos por día y hasta el viernes contaba ya cinco muertes, los casos se replican también en Pergamino, San Nicolás, Baradero, San Pedro, Capitán Sarmiento, San Andrés de Giles, etc. etc.
Todos sabemos que es obligatorio el distanciamiento social y el uso de tapaboca, pero no son pocas las personas que incumplen estas medidas y lo seguirán haciendo en tanto y en cuanto no hayan sanciones efectivas. Un acta y una causa federal de dudosa resolución, no es algo que amilane a quienes demuestran que no les importa la salud pública. Otro tanto pasa con muchos comerciantes que en sus locales no hacen cumplir las reglas de distancia entre clientes.
Las autoridades de aplicación, también presas del agotamiento, deberán hacer el esfuerzo para imponer el cumplimiento de las normas, como única manera de bajar el ritmo de contagios y no llegar a lo que se llegó en los años 60 con la fiebre hemorrágica también conocida como mal de los rastrojos.
Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Un comentario en «Covid 19 en Salto: El sistema hospitalario está en su punto de saturación»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *