Nuevamente salieron a manifestarse los anti

Por más increíble que nos parezca, la misma gente que se pronunció en favor de Vicentin, que también están en contra de cualquier impuesto especial a las grandes fortunas, los que avalaron el descomunal endeudamiento del gobierno macrista, los que reemplazaron en los billetes a nuestros próceres por animales, ahora, en vez de haber marchado el 29 de abril, lo hacen en fechas patrias como lo hicieron este lunes en el 170º  aniversario del fallecimiento del Gral. San Martín.
Son anti patrias y esa condición no la pueden ocultar ni disimular por más que se envuelvan o que enarbolen una bandera celeste y blanca. Esta vez se escudaron alegando que se manifestaban contra la cuarentena, contra la reforma judicial y en defensa de las instituciones de la República, cuando en realidad el único anti que los motiva, es el antiperonismo, el antikirchnerismo, el anti que sienten por cualquier espacio nacional y popular.
En el Obelisco y otros puntos de la ciudad de Buenos Aires se congregaron los primates de mayor porte,  los que comúnmente se conocen como gorilas,  en tanto en Salto la movilización sólo se hizo  en automóvil y quienes participaron,  luego de  un par de vueltas haciendo sonar sus bocinas, optaron por regresar a la comodidad de su propia cuarentena
Pero más allá de cualquier apreciación circunstancial y partidaria, tenemos que reconocer que estas cosas no le hacen bien a la democracia y mucho menos a la política. Tanto a nivel nacional, como provincial y municipal, hay gobiernos legítimamente elegidos por el Pueblo y es a esa decisión popular a la que hay que respetar. Es cierto que antes, esta misma gente era la que iba a golpear la puerta de los cuarteles, pero esos tiempos pasaron y no volverán, ahora hay una sóla forma de acceder al gobierno y es a través de las urnas.
En ningún caso el odio es buen consejero, odian a Cristina como antes odiaron a Perón
pero en realidad odian lo que estos líderes representan, que es una más justa distribución de la riqueza. Difaman a la actual vicepresidenta, pero cuando le buscaron cuentas en paraísos fiscales, sólo encontraron las de Macri, sus parientes y sus amigos, dicen que la reforma judicial es para dar impunidad a CFK,  tuvieron cuatro años buscando algún elemento para incriminarla y si no lo encontraron, es porque no existe, porque nunca lo hubo.
En definitiva, todo ciudadano tiene plena libertad para manifestarse, pero una movilización en tiempos de pandemia, es una falta de respeto a los trabajadores de la salud y a toda persona que por su profesión u oficio, está en primera línea, expuesta a cualquier contagio.
Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *