Arcor acelera fábrica en Angola: aprobó una inversión de u$s20 M

La empresa argentina quedó muy cerca de completar los u$s22,5 millones del proyecto con su socio local Webcor, que aportará una suma similar.

Arcor puso el pie en el acelerador para poder concretar la apertura de una fábrica de golosinas y galletitas en Angola. El directorio de la multinacional argentina aprobó realizar un aporte de capital de u$s20.000.000 “para ser aplicados a financiar el Proyecto Angola y respaldar las filiales del grupo que lo requieran con motivo de la pandemia y proyectos”, según informó en una nota a la Comisión Nacional de Valores.
“Se estima que el inicio de la actividad productiva sería para mediados del año próximo”, detalló la compañía de la familia Pagani. El plan original era tener listas las instalaciones hacia fines de este año, pero el plazo se fue moviendo a la espera de que el gobierno angoleño apruebe la remesa de ganancias y ciertas exenciones impositivas. Tampoco ayudó la pandemia a cumplir con el calendario esperado.
“Cabe destacar que el proyecto de inversión por u$s45.000.000 fue celebrado entre el grupo Arcor y el grupo Webcor en el año 2018 e informado a los mercados mediante el hecho relevantes del 27 de junio y 14 de diciembre de 2018”, recordó la empresa en la nota a la CNV. Y resaltó que “cuando se inicie la producción se exportarán desde las plantas argentinas del grupo Arcor ciertos productos semielaborados y materias primas”.
Esta inversión le permitirá a Arcor contar con su primera planta industrial fuera de América Latina y consolidar su perfil multinacional. Actualmente posee 47 plantas industriales ubicadas en Argentina (37), Brasil (5), Chile (3), México (1) y Perú (1).
El denominado Proyecto Angola le permitirá también consolidarse en mercados de África donde ya tiene presencia, como Congo, Zambia, Namibia y Bostwana. La primera etapa está orientada a la producción de su golosina estrella Bon o Bon, chupetines y galletitas. Luego prevé avanzar con otras líneas de productos.
El 30% de los ingresos de Arcor proviene de sus operaciones en el exterior. Así logra equilibrar sus cuentas en períodos de mercado interno deprimido y fuertes devaluaciones, como ocurrió en los últimos dos años.
Esto explica también que en el primer trimestre de este año haya logrado obtener una ganancia neta de $476,6 millones, apuntalada también por la puesta en marcha de un plan para reducir sus costos de operación. Así logró revertir un resultado negativo de $1.298 millones que había registrado en el mismo período de 2019.

Fuente: ámbito.com

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *