El Maiztegui, de Pergamino

Un instituto nacional que casi cierra con Vidal podría aportar la cura del Coronavirus.

El año pasado, sufrió un fuerte recorte y varias de sus muestras debieron ser derivadas al Malbrán. Ahora, los científicos de todo el mundo evalúan un aporte del científico Julio Maiztegui, que podría servir para bajar la mortalidad de enfermos por Covid-19.
De ser un instituto clave en la lucha contra enfermedades virales como el Hantavirus, la Fiebre Hemorrágica Argentina, Dengue, Zika y Fiebre Amarilla, el Maiztegui pasó a sufrir los efectos de un desfinanciamiento que lo obligó a derivar muestras de pacientes y poner en duda, incluso, su continuidad.
Sucedió durante el gobierno de de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal en la provincia, pero el epicentro del desguace hacia el instituto clave ubicado en la localidad de Pergamino, se dio en enero del año pasado.
Ahora, la lucha contra la pandemia mundial por el Coronavirus tendrá una herramienta más y es precisamente un aporte del científico Julio Maiztegui, quien descubrió un tratamiento para reducir al mínimo la mortalidad de la Fiebre Hemorrágica Argentina (FHA), que había azotado al país entre los años 50 y 70.
Según informó el gobierno nacional, en Estados Unidos se comenzó a implementar el uso de plasma de personas convalecientes para tratar el Covid-19. La estrategia que había desarrollado el científico que vivió gran parte de su carrera en Pergamino, donde fundó el instituto de enfermedades virales conocido por su nombre.
En efecto, las pruebas que habían desarrollado durante la década de los 70 los científicos Julio Maiztegui y Patricio Cossio, demostraron que si se trataba a la FHA con plasma de personas ya recuperadas, se reducía la mortalidad de 30 al 3 por ciento.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *