Juicio por Fernando Báez Sosa: declaró un joven de Zárate agredido por los rugbiers

La última jornada de esta semana sobre el juicio por el asesinato de Fernando Báez Sosa culminó con las testimoniales de dos bomberos voluntarios de Villa Gesell que asistieron a la víctima después de la golpiza propinada por los ocho rugbiers imputados. Además, declararó un joven de Zárate que denunció por agresión a uno de los implicados semanas antes del crimen.

Según fuentes judiciales indicaron a Télam, fueron los únicos testigos de este viernes en audiencias ante el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Dolores. Los pautados inicialmente fueron desistidos por la defensa, conformada por los abogados Fabián Améndola y Fernando Burlando, así como también por los fiscales Juan Manuel Dávila y Gustavo García.

Las personas que prestaron declaración:

 

Verónica Onieva y Javier Timoteo, miembros del cuerpo de Bomberos Voluntarios de Gesell que asistieron al cuerpo de Báez Sosa después del ataque frente al boliche Le Brique.

Pablo Gastón Zapata, un joven oriundo de la localidad de Zárate que denunció a uno de los imputados semanas antes del asesinato, aunque aún se desconoce el nombre.

Ambos testimonios, que estaban pensados para la última semana del juicio, fueron reprogramados para este viernes a las 9 de la mañana.

Declararon los bomberos

La perito Onieva, por su parte, fue la primera en declarar y recordó la escena que se encontró al llegar a la Avenida 3 y confirmó que la víctima ya se encontraba sin signos vitales: “No tenía signos vitales”. “¿Nunca tuvo signos vitales?”, preguntó el fiscal Juan Manuel Dávila. «No, nunca», respondió la mujer.

 

Onieva brindó detalles del trabajo realizado con el cuerpo: “Del piso lo colocamos en una tabla, la levantamos y lo subimos a la camilla de la ambulancia”.

 

Minutos después fue el turno del bombero Javier Timoteo, quien ratificó la falta de signos vitales. Parte de su trabajo consistió en reemplazar a la joven que hizo RCP sobre el cuerpo de Fernando.

 

Un vecino de Zárate acusó a Lucas Pertossi de amenaza de muerte y robo

Pablo Gastón Zapata, vecino de Zárate, acusó una amenaza de muerte por parte de Lucas Pertossi semanas antes del asesinato de Báez Sosa. “Hijo de puta, te voy a matar, te voy a robar la moto”, acusa que le dijo en un bar. Además, dijo que conocía a Blas Cinalli, Ayrton Viollaz y a Lucas Pertossi.

 

El hombre de 38 años señaló que el hecho data del 10 de diciembre de 2019, momento en el que recibió golpes de cinco personas. “Después me lo crucé a los 5 días, con los mismos sujetos, y se me vinieron encima. Yo les dije que: “Ya está” que ‘la bronca’ había pasado”, detalló.

 

“Uno de los pibes me abrió el paso y ahí Lucas Pertossi me pegó una trompada. Yo intenté escapar, me hice una fractura platillo tibial, caí por la baranda de la escalera mientras Lucas me tiraba cosas y me decía: ‘Hijo de puta, te voy a matar, te voy a robar la moto’”, agregó.

 

En lo que fue la jornada más corta desde el inicio del juicio, la audiencia finalizó a las 11.05, tan solo media hora después del comienzo.

 

Por primera vez habló uno de los rugbiers

En la jornada de este jueves, Luciano Pertossi, uno de los rugbiers acusado por el crimen de Fernando Báez Sosa rompió el silencio en el juicio en su contra. «Yo no estaba ahí», dijo. Sucedió mientras los peritos se encontraban identificando a los acusados en imágenes de la escena del crimen grabadas por diferentes cámaras de seguridad.

 

«Quiero aclarar algo, quiero decir que no estaba en donde muestran. Aclarar que estaba de ese lado y yo no estaba ahí”, dijo el acusado. A partir de ese momento, el fiscal insistió algunas veces para que el rugbier indique donde estaba verdaderamente pero en todo los casos su respuesta fue negarse a responder. «No quiero responder más nada», concluyó el acusado.

 

De esa forma, concluyó la breve intervención de quién pasó a ser el primer acusado en declarar en el marco del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa.

Ámbito

Facebooktwitterredditpinterestmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *