Senasa actualiza sus laboratorios para fortalecer la seguridad alimentaria

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) presentó el nuevo equipamiento de su laboratorio nacional ubicado en la localidad bonaerense de Martínez, e informó sobre un aporte de US$ 9 millones por parte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que tiene como objetivo centralizar el sector Vegetal en esas instalaciones, y así fortalecer su contribución a la salud pública y sostener e incrementar los mercados de exportación.

 

«El Laboratorio del Senasa es considerado el primero en su tipo en América Latina y un actor fundamental a la hora de impulsar la exportación de productos agroalimentarios, por lo que fortalecerlo garantiza el desarrollo de cadenas agroalimentarias inocuas y llegar a nuevos mercados», sostuvo el vicepresidente del Senasa, Rodolfo Acerbi, en una conferencia de prensa con medios acreditados, entre ellos Télam, tras una recorrida por los laboratorios.

En este sentido, Acerbi consideró «importante modernizar este laboratorio para la detección precoz y la atención temprana de, por ejemplo, la presunción de una plaga o enfermedad y, si fuese necesario, aislar rápidamente el problema y que no se expanda».

 

«La primera etapa merece un segundo proyecto, que salió aprobado por el BID, y a partir del año que viene mejoraremos capacitaciones, equipamiento, pasaremos a tener mejores miras telecóspicas y armas, para que los francotiradores (los científicos y especialistas) puedan tener los elementos para que este país mantenga, a pesar de que se está contrayendo en gente, un equipo de excelencia para que el comercio avance», se explayó.

 

En esta línea, Acerbi recalcó que «el Senasa tiene que ser la solución, por ejemplo, para exportar cerezas, uvas, carne y mantener el status libre de influenza aviar».

 

En tanto, la directora general de Laboratorio y Control Técnico (DGLyCT), Ana María Nicola, junto con los directores de los laboratorios Animal, Rodrigo Balzano, y Vegetal, Leonardo Belgorodsky, encabezaron una recorrida por las instalaciones donde se mostró el equipamiento con el que cuenta el Senasa y brindaron detalles sobre inversiones en proyectos a realizarse en el complejo, cuya finalidad es la centralización del laboratorio Vegetal a la localidad de Martínez.

 

«En un año o a lo sumo en tres, estimamos poder completar el proceso», vaticinó Nicola en diálogo con esta agencia, y precisó que «este laboratorio salió alrededor de US$ 20 millones hace más de 10 años, y con este nuevo proyecto, va a haber una inversión del BID de alrededor de US$ 9 millones sólo para equipamiento».

Al respecto, agregó que «después hay otra suma similar para lo que es infraestructura de las instalaciones del laboratorio central, lo Vegetal y algunos laboratorios regionales», sobre lo cual la directora de DGLyCT afirmó que se acaba de firmar el proyecto y a partir del año que viene comenzarán los procesos licitatorios y compras.

 

Los laboratorios están altamente especializados en controles analíticos relacionados con la sanidad animal y vegetal, la inocuidad alimentaria y la calidad de los productos, subproductos e insumos agropecuarios.

 

Mejoras en el equipamiento

Recientemente se incorporó a los sectores Animal y Vegetal equipamiento de última tecnología por $ 350 millones.

 

La inversión incluye un procesador-homogeneizador de tejidos y micrótomo para el diagnóstico de Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB); y dos equipos de cromatografía líquida con detector de espectrometría de masas en tándem (LC-MS/MS) para el análisis de residuos de sustancias prohibidas y multiresiduos de medicamentos y pesticidas, detección de biotoxinas marinas en moluscos bivalvos vivos y sistema con detector espectrométrico de masas triple cuadrupolo.

 

Actualmente, los laboratorios del Senasa cuentan con 253 agentes, entre ingenieros, veterinarios, administrativos, paratécnicos y otras profesiones; de ese total, alrededor de 30 están en la sede de Avenida Ing. Huergo (CABA) y de Avenida A. Fleming (Martínez), donde funcionan los sectores de diagnóstico de dioxinas y resistencia microbiana.

 

Sobre este último, Nicola mencionó que «hay un proyecto para hacer un traslado transitorio del laboratorio vegetal de Huergo; si no, en este laboratorio, por su condición de referencia y capacidad técnica, está pensado hacer un centro de capacitación o un centro de biología molecular integrado con lo vegetal, lo animal y la secuenciación».

En tanto que Acerbi manifestó su preocupación por el personal del Senasa a nivel nacional, ya que «hoy tiene 5.800 agentes y el año que viene se jubilan 700 personas».

 

«Podemos acompañar en la inteligencia de la estructura del recurso humano dentro del Estado, pero tenemos que velar por compromisos que asumimos con terceros, mercados, y también el mantenimiento de áreas libres», señaló el vicepresidente del organismo.

 

En este sentido, aseguró que está trabajando con la presidenta del Senasa, Diana Guillén, para «demostrar que si no quieren que haya influenza aviar o peste porcina africana, que la exportación a México sea un mercado nuevo, estaríamos en problemas si vamos a achicar al Estado».

 

«Senasa va a pelear el año que viene por 1.500 nuevos puestos de trabajo distribuidos de manera inteligente y estratégica», asentó.

Telam

Facebooktwitterredditpinterestmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *